El Jurado Internacional ha notificado hoy en Lisboa la resolución de las cuatro protestas que afectaban a tres equipos de la Volvo Ocean Race: “SCA”, “Dongfeng” y “MAPFRE”

XABI: “NO SE HA APLICADO EL PRINCIPIO DE LA PROPORCIONALIDAD”

Audiencia de los tres equipos hoy en Lisboa con el Jurado Internacional © María Muiña/ MAPFRE

El Jurado Internacional en la Volvo Ocean Race ha notificado hoy en Lisboa la resolución de las cuatro protestas que han afectado a un total de tres equipos de la vuelta al mundo. El Jurado presidido por el francés Bernard Bonneau ha decidido penalizar con un total de dos puntos más en su clasificación general a “SCA” –que tenía dos protestas-, un punto más a “Dongfeng” y un punto más al “MAPFRE”.

Representando al equipo español han estado en la audiencia Luis Sáenz de Mariscal, abogado del “MAPFRE”, además del navegante del barco Jean Luc Nélias.

Tras oír la decisión final del Jurado Internacional, la reacción del abogado madrileño ha sido concisa y clara.

Esta situación es en verdad desafortunada; cometimos un pequeño error de navegación y navegamos unos 700 metros en la dirección incorrecta dentro del Dispositivo de Separación de Trafico de Buzzard (TSS). Es importante resaltar que no había tráfico mercante, sólo seis nudos de viento, plena visibilidad diurna y ningún peligro para la navegación. El Jurado Internacional nos ha penalizado por ello y respetamos plenamente tal decisión. Dicho lo anterior, no estoy de acuerdo con algunos aspectos de estos casos”, ha señalado Luis Sáenz de Mariscal.

En primer lugar, con los datos que disponemos (las posiciones del sistema AIS), ‘Brunel’ también navegó en la dirección equivocada en el TSS de Buzzard. Sin embargo, el Comité de Regatas decidió no protestarle. Es importante aclarar que los barcos no pueden protestar por este tipo de infracciones, sólo el Comité de Regata”.

Sáenz de Mariscal ha añadido que “en segundo lugar, ‘Dongfeng’ infringió la regla en dos ocasiones distintas. La primera vez en el TSS de Buzzard -más de un kilómetro en contra dirección- y, aproximadamente doce horas después, una segunda vez en el TSS de Boston a Nueva York –más de cuatro kilómetros en contra dirección- (“MAPFRE” tuvo que cambiar de vela dos veces para respetar tal TSS). Sin embargo, el Jurado Internacional decidió imponer la misma penalización al equipo chino (dos infracciones) que a nosotros (una sola infracción). Por lo tanto, las penalizaciones no son proporcionales a las infracciones”.

Por su parte, el co-patrón del barco español, Xabi Fernández, ha señalado que “bajo mi criterio, no se ha aplicado un principio de proporcionalidad. Un punto en una etapa son muchas horas de sacrificio, de trabajo, de esfuerzo, de jugarte la vida en algunos casos incluso; y que por una acción de la que no hemos sacado ventaja alguna nos penalicen con un punto me parece desproporcionado. Creemos que podría haber habido otro tipo de sanción como por ejemplo en tiempo en lugar de en puntos, para compensar el error y ésta no desvirtuaría la clasificación general”.

Pedro Campos, Director General del equipo español, ha manifestado que “creo que una gran organización como la Volvo Ocean Race debería reflexionar muy profundamente sobre el grado de confusión que existe alrededor de las reglas que la rigen. En mi opinión cuando cuatro de los seis barcos que competían en la etapa se equivocan, y tres son penalizados, es la mejor prueba de que las reglas no están claras, dado que en esta regata compiten los mejores navegantes del mundo que dedican muchas horas y esfuerzo a preparar cada etapa”.