La verdad es que el sitio está siendo muy malo para navegar desde ayer que calmó el viento. Toda la noche nos hemos ido moviendo poco a poco, pero yendo a peor y esta mañana ya ha llegado el momento en el que, con cero nudos de viento y corriente en contra, hemos empezado a ir para atrás. Así que nada, hemos tenido que poner el ancla y estar entre 20 minutos y media hora con él, afortunadamente no ha sido mucho tiempo.

Ahora nos hemos movido bastante durante el día porque hemos tenido seis horas de corriente a favor, pero está girando otra vez y supongo que cuando la corriente se ponga en contra tendremos que anclar otra vez, porque no hay nada de viento absolutamente.

Estamos a media milla del “Abu Dhabi”, media milla de “Alvimedica” y “Brunel” va aun poco más atrás, a unas cinco millas. Estamos todos juntos y se ve que es una locura porque de las 100 millas que tenía el “Dongfeng” de ventaja, aquí ha perdido hasta las 17 millas. Puede pasar cualquier cosa y simplemente hay que intentar estar atentos para salir de aquí en una buena posición.

Por un lado está bien que después de 17 días estemos todos juntos y esté todo abierto, pero por otro lado es muy estresante. La última semana entre Sri Lanka y Malaca habíamos navegado muy bien y habíamos conseguido ponernos en segunda posición con ciertas millas de ventaja. Barcos como “Alvimedica” estaban a unas 20 millas, “Brunel” a 15… Y de repente estábamos todos juntos otra vez.

No está siendo una etapa divertida porque está siendo súper lenta con muchos, muchos parones de viento y por ello van a ser muchos más días de etapa de los que estaba previsto.