Ya hemos salido de los Doldrums y ahora estamos lidiando con Alisios del E-SE suaves e inestables, de camino ya hacia el paso por los arrecifes del Noreste de Nueva Caledonia, que están a algo más de 100 millas y donde probablemente tengamos que encontrar nuestro camino en uno de los pasos entre los atolones de coral.

A medida que avancemos más hacia el Sur esperamos que las condiciones de los Alisios aumenten hasta intensidades moderadas. Las rutas óptimas actuales sugieren un desvío largo hacia el SW para encontrar un frente que se mueve en la costa Este australiana y luego volver a apuntar hacia el Este, hacia el Cabo Norte de Nueva Zelanda.

Después de pasar días y días a sólo unas millas de distancia de DFRT, anoche hubo una división y disfrutamos de un tiempo de navegación sin ningún barco a la vista. Sin embargo, hoy nuestros caminos volvieron a cruzarse y aquí estamos de nuevo juntos a cuatro millas de distancia.

También tuvimos que lidiar con algunas nubes que, aunque no eran muy activas, sí hicieron que la intensidad del viento pasase de estar casi en calma a aumentar hasta cerca de los 20 nudos en pocos minutos, y luego volvieron los vientos ligeros nuevamente.

El ánimo es bueno a bordo y todos esperamos la oportunidad de recortar algunas millas a la flota de delante, ya que el frente del Este de Australia puede traer algunas oportunidades y el cruce hacia Nueva Zelanda puede no ser tan directo como creemos.

JV