Temprano por la mañana y después del amanecer, muy pequeñito en el horizonte vimos a “Brunel”, al que durante toda la noche le hemos estado recortando millas para después estar a menos de cinco millas de él durante todo el día.

Poco a poco el viento fue bajando y llegó el momento de trasluchar para coger el nuevo viento llegó.

Encalmados, volvimos a ver en el horizonte a “Dongfeng” y a “Abu Dhabi”. ¡Qué alivio!

Estamos cogiendo a la cabeza de la flota y los de atrás no nos han sacado millas.

La esperanza ha vuelto y con ella, unas ganas tremendas de ganar.

De la calma y con el MH0 el viento fue subiendo gradualmente unos 10 nudos, primero se utilizó el J3 y más tarde, por la noche, el J2. A tope de velas con un ángulo de viento de 128º-130º el “MAPFRE” vuela a unos 20 nudos rumbo 5º. Vamos directos a Newport y hacemos desaparecer millas a una excelente velocidad.

Nuevamente hemos podido disfrutar de un hermoso atardecer. La verdad es que hacía tiempo que no veíamos uno tan bonito como el de ayer: cielo despejado y las últimas gotas de sol pintando todo nuestro entorno de naranja y rosa. Hermoso.

Nuevamente, como ha pasado en las demás etapas, va a ser un final de infarto y creo que cruzaremos la línea de llegada con una diferencia de menos de 10 minutos entre el primero, el segundo, el tercero y el cuarto.

¡A por ellos!

#vamosMAPFRE

Fran