Perdimos una posición ante el “Dongfeng”, que ha estado navegando muy bien y 0,3 nudos más rápido que nosotros. Durante la primera guardia de la noche no perdimos campo sobre el barco chino. Se pusieron en la misma línea de viento nuestro y allí permanecieron por unas tres horas. Xabi al timón, André en la mayor y Ñeti en el grinder pelearon por la posición pero poco a poco “Dongfeng” nos fue sobrepasando por sotavento.

No nos gusta que nos pasen y mucho menos por sotavento”, dice Ñeti.

Entre los problemas que tuvimos con el outrigger, la base y que Willy tenga la mano rota… Se sumó todo ayer por la noche y han hecho que otro barco nos pase.

No sabemos si la reparación es del todo buena y si estamos navegando al cien por cien, es por eso que hay varias conclusiones para sacar de lo sucedido por la noche.

A la mañana temprano y apretando el barco con “Dongfeng” a menos de una milla nuestra, el pad que sostiene uno de los cabos del outrigger se rompió generando que el mismo outrigger se partiese a la mitad. Carlos Hernández corrió a la proa para su reparación mientras Rob Greenlagh daba indicaciones desde el cockpit para no perder velocidad en el barco.

La mano de Willy Altadill sigue hinchada y la recuperación es lenta. Con algunas molestias trima la mayor con su mano izquierda y entre guardia y guardia descansa profundamente. “Es impresionante cuan difícil se hace la vida a bordo con una sola mano”, reconoce Willy.

Yo entiendo lo que me ha dicho porque noventa por ciento del tiempo siempre tengo algo en la mano cuando salgo a cubierta, como la cámara, cafés, el pote de la cocina para limpiarlo, botellas de agua o camperas para los chicos. ¡Ah! Déjenme decirles que caminar por el barco con una sola mano no es tarea para nada fácil y hasta uno usa músculos que no sabía que tenía.

¡Feliz día de San Valentín!

Nuestro proa Antonio Cuervas-Mons fue el único en recibir una atención en este día de los enamorados ¡Muy bien María! ¡Viva el amor! Ha sido una caja con bombones de chocolate. En el mismo momento en que la abrió fue la envidia de todos pero rápidamente Ñeti nos convidó a uno a cada uno diciéndonos feliz San Valentín.

#vamosMAPFRE

Fran Vignale