Etapa 8 de Itajaí a Newport. Joan Vila, navegante © Ugo Fonollá/MAPFRE/Volvo Ocean Race

Después de los Doldrums, durante los últimos días hemos estado navegando con más de 20 nudos de viento en los alisios del NE, lo que finalmente nos ha permitido navegar rápido haciendo un buen progreso hacia Newport. Las condiciones meteorológicas son bastante agradables, sin chubascos que se desarrollen, sólo algunas nubes ocasionales.

Toda la flota está haciendo rumbos muy similares hasta el momento, apuntando por debajo de la ruta directa a Newport para rodear el anticiclón de las Bermudas [o Azores]. La dirección del viento ya está cambiando del ENE al E, y esperamos subir aún más hacia el SE en un par de días, con una trasluchada a babor probablemente en algún lugar al oeste de Bermuda.

Las previsiones nos muestran un frente en nuestro camino a Bermudas y Newport, con posiblemente un viento fuerte del SO por delante del S del frente, cambiando a un NE más fresco (¡y más frío!). Pero lo más importante es que la cuña de una alta presión antes de llegar a Newport que podría comprimir la flota y cambiar las posiciones actuales… un final complicado.

A bordo, todo va bien. Finalmente estamos estabilizados en lo que a los problemas del principio de la etapa se refiere, y las baterías principales están ahora en pleno funcionamiento gracias al soporte de MasterVolt. También hemos desarrollado un buen sistema para operar la quilla manualmente, ya que el PLC [el ordenador que mueve la quilla] no funciona. Todos los problemas de comunicación se solucionaron con nuestros ‘backups’.

Joan Vila.