Una cuarta etapa súper interesante y muy distinta a todas las demás. De mucho viento, a navegar con spray. Ayer por la noche el viento bajó y fue un momento difícil ya que los de delante pillaron mejor viento y, sin la información necesaria en términos de meteorología, costó unas buenas millas.

De escora extrema hemos pasado a barco plano y después de haber estado ocho días sin poder movernos mucho dentro del barco, ahora disfrutamos (por lo menos) de poder caminar y no tener que estar agarrándote todo el tiempo a alguna manija o con un punto de apoyo para no caerte.

Estamos muy juntos con “SCA”, que se ve en nuestra popa. Las chicas están batallando muy bien ,pero ayer por la noche perdieron un poco con las calmas y hoy estuvimos muy parejos con dos cambios de velas que ellas efectuaron inmediatamente al vernos cambiar.

Estamos cerca del Ecuador y dos personas a bordo no lo han cruzado nunca. ¿Qué tendrá entre manos el Rey Neptuno? La última vez no tuvo piedad con el joven Marchand y posiblemente mañana Altadill y el no tan joven pero fuerte hombre Rafa Trujillo se encontrarán cara a cara con el Rey de los Mares.

Seguimos con los problemas en la antena y en cuanto el barco escora perdemos señal. Estamos usándola sólo para descargar meteorología y mandar alguna que otra foto. Ayer he intentado mandar un video y ha sido imposible, espero que con las fotos puedan ver un poco lo que estamos viviendo y, por mi parte, haré lo imposible para hacerles llegar imágenes en video. La verdad es que es un poco frustrante, pero así es la vida y hay que continuar. Show must go on.

El ánimo a bordo es excelente y ahora que tenemos un poco más de información sobre la meteorología se puede idear un plan y seguirlo. La salida de los Doldrums va a ser muy importante, así que los chicos están muy enfocados en ello y en salir lo mejor posicionados posible.

¡#vamosMAPFRE!

Fran Vignale