El regreso a Europa de la Volvo Ocean Race ha comenzado hoy en Newport (Estados Unidos) a las 20:00 hora española. El barco patroneado por Iker Martínez inicia esta séptima etapa al frente de la flota. Por delante, 2.800 millas (5.185 km) hasta la ciudad lisboeta

RUMBO A LISBOA LIDERANDO LA FLOTA

© Ainhoa Sánchez/Volvo Ocean Race

El cruce del Atlántico Norte, de Oeste a Este, ha comenzado hoy domingo para el “MAPFRE” y sus rivales en la Volvo Ocean Race 2014-2015. La última gran etapa oceánica de esta edición ha soltado amarras a las 20:00 hora española (14:00 hora local) en la ciudad de Newport, bajo un espléndido cielo azul y con el apoyo de miles de espectadores, tanto en tierra como en el agua, que no han querido perderse la partida de Estados Unidos de la flota de la vuelta al mundo.

Un intenso recorrido costero previo

Las 2.800 millas de etapa comenzaron con un recorrido entre boyas de ocho millas (casi 15 km), con un viento de ocho nudos del Oeste-Sudoeste.

Un total de cuatro tramos, bien navegados por parte del “MAPFRE”,que salió por el lado izquierdo del campo de regatas peor posicionado que otros rivales pero que supo remontar. A la primera baliza del recorrido llegaba en quinto lugar pero a lo largo del segundo tramo la tripulación encabezada por el doble medallista olímpico Iker Martínez superaba a “Brunel”, “SCA” y “Abu Dhabi” para pasar la segunda boya en la segunda plaza.

El equipo chino “Dongfeng” marcaba desde el inicio el ritmo, pero el “MAPFRE”, con más velocidad tras la segunda baliza, no dejaba de acercarse a él. Tras tres tramos completados la diferencia en el siguiente paso por boya se reducía a apenas 28 segundos.

Restaba un tramo más en un campo de regatas estrecho y abarrotado de barcos de espectadores para poner rumbo libre hacia mar abierto y comenzar la navegación oceánica. Dejar atrás Newport en cabeza era posible.

Los de Iker Martínez decidían virar antes que el líder y su jugada surtió efecto: transcurridos 44 minutos de etapa los españoles pasaban a los chinos, situándose en cabeza de la flota, que ha dejado la baliza de desmarque en el siguiente orden: “MAPFRE”, “Dongfeng”, “SCA”, “Brunel”, “Alvimedica” y “Abu Dhabi”.

Una etapa muy completa

Tras la victoria de ayer en la regata costera de Newport, sin duda, ésta es una buena forma de empezar la etapa para el “MAPFRE”, sin embargo hay un largo camino por recorrer: todo un cruce del Atlántico en el que la flota se encontrará de todo, tal y como decía antes de soltar amarras el navegante Jean Luc Nélias: “Tendremos de todo en esta etapa: velocidad, viento ligero, bajas presiones, altas presiones, alisios, agua fría dejando Estados Unidos, agua más caliente llegando a Europa… De todo, en nueve días. Será muy intenso”.

El patrón vasco Iker Martínez, estaba de acuerdo: “Será una etapa muy completa. Y si sucede lo que dice la previsión ahora mismo, creo que el que gane la etapa será el que sea regular en todas las decisiones. Si eres extremo en todas esas decisiones que hay que tomar a lo largo del recorrido, seguro que alguna la harás mal y estarás fuera. Si eres muy rápido en unas condiciones pero lento en otras, estarás fuera. Y ésta probablemente será una de esas etapas en las que tienes que estar ahí en todo momento, en algún momento el que cometa un error estará fuera de juego. Y luego hay que seguir, otro comete otro error y fuera… Y así hasta el final”.

Lentas primeras 24 horas

Para comenzar la flota tendrá unas lentas 24 horas, sin mucha presión de viento. La transición del viento térmico del inicio de la etapa al viento ligero que trae una baja presión que pasará por encima de la flota hará que sea un inicio lento. Afortunadamente, según Xabi Fernández, “mañana por la mañana ya vamos a empezar a tener algo más de viento”.

Para Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa del “MAPFRE” que compite con ésta en su tercera vuelta al mundo, estas primeras 24 horas “serán claves para afrontar los primeros días de etapa, porque dentro de un par de días tenemos una zona de compresión y poco viento, y quienes salgan primeros de esa zona tendrán más posibilidades de hacer un podio al final de la etapa”.

Pero no será la única compresión que veamos en la flota. El anticiclón de las Azores va a ser una de las claves de este cruce del Atlántico Norte. Por dónde afrontarlo para no ser atrapado por el viento más ligero será crucial. “Habrá una zona en el anticiclón de las Azores a la que llamamos ‘la goma elástica’, y quien salga de ahí primero muy mal lo tiene que hacer para no ganar la etapa”, decía hoy “Ñeti” mientras esperaba a que comenzase la ceremonia de salida de la etapa.

El cántabro ha contado en esta parada, y a pie de pantalán, con el apoyo incondicional de los “Ñetifans”. Una representación de este grupo de seguidores del regatista de Santander y del “MAPFRE” no han dejado de animar a la tripulación ante un sorprendido público americano.

Agradecido por este apoyo, “Ñeti” reconocía tener “ganas de volver a Europa y llegar a casa ya. Para el final de la vuelta al mundo quedan ya muy pocos días y van a venir aún más ‘Ñetifans’ a Lisboa, así que con muchas ganas”.

El Presidente de MAPFRE, Antonio Huertas, apoyando al equipo

Al igual que en Brasil, el Presidente mundial de MAPFRE, Antonio Huertas, ha estado en Newport para mostrar todo su apoyo al equipo que encabezan Pedro Campos, Iker Martínez y Xabi Fernández.

“Estamos entusiasmados. La acogida de la regata en Newport ha sido fantástica. La presencia de MAPFRE es muy importante en esta región y nuestros agentes, empleados y colaboradores están entusiasmados con el desarrollo de la Volvo Ocean Race, y nosotros también lo estamos. Además ganamos ayer, así que estupendo”, comentaba en el pantalán.

Antonio Huertas expresó además su deseo de que lleguen bien y que luchen. Luchando y trabajando el objetivo está cumplido, y si además hacen podio nosotros estaremos encantados”.

Huertas ha estado acompañado del Director General del equipo, el gallego Pedro Campos, que declaraba que “la victoria de ayer en la regata costera fue magnífica como todas las victorias, pero especialmente porque en este proyecto, que comenzó con un tiempo tan limitado, hemos ido mejorando día a día el barco. Ahora el ambiente es que sabemos que podemos ganar y estar adelante, ayer se demostró una vez más, al igual que en Auckland o Brasil, así que a luchar a muerte y a ver si ganamos o llegamos en ese ansiado podio”.