Ya hemos superado los 10 días de navegación. Ésta es mi primera etapa en la Volvo Ocean Race y hasta ahora está siendo una grata experiencia.

Ahora mismo estamos terceros, en pelea por el grupo de las medallas. “Dongfeng” está un poquito adelante.

A nivel personal, los tres primeros días fueron de aclimatación, difíciles para mí. Llevaba sin estar en el barco desde noviembre, se han cambiado una serie de rutinas y forma de navegar y me sentía un poco incómodo, pero creo que mi rendimiento ha mejorado con los días.

Más contento con mi rendimiento como uno de los cañas de mi guardia.

Seguimos aprendiendo, aún queda mucha etapa, no estamos ni en la mitad, y la sensación que tengo es que el equipo está peleón, con ganas, todo el mundo empujando a tope.

Como punto negativo, tenemos a Anthony enfermo y eso pone un poquito más de estrés en las guardias porque somos un hombre menos, pero todo el equipo está dando el cien por cien para cubrirlo de la mejor manera posible.

En eso hemos tenido suerte con el parte meteorológico de las próximas 48 horas, un poco más suaves que las anteriores, por lo que no hay necesidad de mucho peeling ni trabajo en cubierta pero sigue siendo un hombre menos. A ver si se recupera lo antes posible.

Un saludo a todos desde el “MAPFRE”.

Rafa