Hemos tenido algunos altibajos, momentos buenos como ayer a última hora, al final de mi guardia, cuando estaban las cosas muy difíciles sin nada de viento y cogimos una racha de 45 segundo que no cogió nadie y pasamos de ir quintos a ir segundos. Ése fue el momento del día y de la etapa por ahora.

Después, esta mañana ha sido un poco al contrario. Estábamos segundos, nos quedamos un poco a la izquierda y el viento ha rolado a la derecha, por lo que perdimos a “Alvimedica” primero y a “Brunel” durante la mañana.

Seguimos peleando, estamos todos en un puño menos “Dongfeng” que se ha escapado un poco y lo tenemos seis millas por delante, por lo que esto todavía acaba de empezar. Las opciones son buenas. En línea recta estamos yendo bastante rápido, pero las encalmadas no las estamos negociando muy bien. Está claro que esta etapa va a ser en función de cómo negociemos las encalmadas y los puntos de paso de aquí a Sanya.

Los cambios de sueño y comida los llevo bien, yo estoy lleno todo el día. Será porque el boludo [Fran Vignale] nos está poniendo “finos”, como digo yo. En cuanto al sueño, los dos primeros días durante la zona de exclusión -que es muy estrecha- durante las dos horas de descanso que teníamos Carlos y yo hicimos unas 16 trasluchadas, todas en las dos horas de sueño en las que supuestamente teníamos que dormir. Hoy, vamos virando cada media de 15-20 minutos, así que no hay mucho tiempo tampoco para descansar, pero bueno, ¡esto es la Volvo! El lado positivo es que no hay que hacer muchos cambios de velas, por lo que sólo es darle a manivela y volverte a dormir.

Pero bueno, a ver si ya cogemos una buena línea y sobre todo salimos de esta zona de poco viento.