El sol brilla y 15 nudos son los que empujan al “MAPFRE”. Buenas noticias, en el reporte de nuestra mañana hemos sido el barco mas rápido, estamos acortando las distancias. Es muy importante que cuando pongamos rumbo a Sudáfrica lo hagamos junto con los de adelante, ya que como dice Iker “no podemos perder ese tren”. Llegar tarde sería malo para nosotros.

Hoy [por ayer] vimos el parte para los próximos días y para el día 31, viernes, vamos a estar navegando con 25 nudos y olas entre tres y cuatro metros. Ya tenemos las botas preparadas, capuchas, “paraguas”… y ¡sí!, nos vamos a mojar, y mucho.

Hoy estuve preparando las GoPro, mi caja estanca para la cámara, reemplazando baterías y cargando todo lo que se pueda cargar ya que cuando empieza a empujar el viento aquí dentro la vida se hace bastante difícil. Puede llegar a ser un gran espectáculo y espero que a través de mi lente os lo pueda mostrar. También tengo a mano la biodramina, para evitar los mareos.

Contentos de que la distancia con los de delante se esté acortando, a bordo están también muy enfocados viendo las opciones meteorológicas. Nico [Lunven, navegante] pasa largas horas frente al ordenador y hablando con Iker [Martínez, patrón] acerca de las opciones, pero está claro que cuando lleguemos a esa baja presión o borrasca no la podemos perder y tiene que ser con el grupo de adelante.

Los franceses a bordo nos sorprendieron y hicieron aparecer un paté por la tarde que fue increíble. Le pâté Hénaff: ¡gracias por haber estado a bordo! El hecho de comer algo distinto que no esté en el menú, lo que sea, hace que te vuelva el alma al cuerpo.

Fran Vignale