El patrón Xabi Fernández © Maria Muiña I MAPFRE

Otro comienzo de etapa duro para nosotros. En este momento estamos luchando a muerte otra vez para mantener algunas opciones abiertas para el futuro, pero hemos tenido unos últimos dos días muy duros.

Después de la virada de la primera noche, nunca encontramos el viento que esperábamos según el parte y la verdad es que el grupo del sur hizo un trabajo mucho mejor navegando con viento durante más tiempo y luego probablemente esperar a que qué pasaba, y les funcionó muy bien como podemos ver ahora.

Nos alegramos cuando viramos, ya que era el plan que teníamos antes de la salida, esperando coger los vientos del norte antes después de una transición, pero lo que sucedió fue que tuvimos una transición muy lenta para llegar a los vientos del norte y para entonces los cuatro barcos en el sur habían bajado mucho al ESE.

Ahora poco a poco estamos pudiendo hacer buenas velocidades y nuestras esperanzas están puestas ahora en la cuña que tendremos antes de Irlanda esperando una gran compresión ahí de nuevo. Supongo que lo único que podemos hacer ahora es empujar el barco tanto como sea posible y luego esperar a que ocurra la compresión.

Las condiciones ahora son perfectas: de 25 a 30 nudos de viento real de popa con un promedio de 24 nudos de velocidad de barco, por lo que no hay mucho más que podamos pedir. La temperatura del agua ha mejorado mucho, alrededor de 14º C. Anoche cuando íbamos por el límite de hielo tuvimos 0º por un tiempo y pasamos la mayor parte de la noche con la temperatura del agua entre 3º y 6º C.

A bordo todos bien y empujando con fuerza.

Saludos,

Xabi