Tercera noche consecutiva de chubascos y vientos inestables. Cuarto día de Doldrums. Esperemos que este área esté cerca de su final, porque ya nos tiene preocupados a todos; “¿Algún día saldremos de esta transición?”, se pregunta Anthony Marchand.

Ayer estuvimos entretenidos con “Alvimedica”, quienes recién llegado el reporte de las 7:00 UTC estaban a cuatro millas nuestras. Hacia el mediodía ya estábamos junto a ellos y por la tarde/noche, enfrente de ellos. Es motivador navegar al lado de otro barco, tengas el viento que tengas las ganas de pasarlo y de navegar mejor están ahí.

Esta es una regata que se gana con el trabajo y el sudor del día a día, y si en las últimas 24 horas has navegado medio nudo mas rápido que todos los demás barcos, habrás avanzado 12 millas más que todos ellos, lo que a la larg es muchísimo. En esta Volvo, al ser en un One design, es muy difícil navegar mas rápido que los demás y el peso de las decisiones estratégicas lo son todo.

Las próximas millas son importantísimas, tanto para nosotros como para los otros barcos. La distancia de los primeros se puede alargar o emparejar, y en el caso de que se alargue estarían muy cómodos llegando a Fernando de Noronha. El “MAPFRE” tiene la experiencia, la garra y todo listo para ganar esta etapa, ¡tan sólo necesitamos un poquito de suerte con esta transición de viento y que Eolo sople un poco más para nuestro lado!

¡A por ellos!

Francisco Vignale, reportero a bordo del “MAPFRE”