¡La etapa cinco ha comenzado! Iker volvió y la tripulación está más motivada que nunca. Después de haber ganado la etapa anterior el “MAPFRE” está a tope para darlo todo.

La verdad es que la espera ha sido tremenda y ya no nos quedan más uñas que morder, pero la hora de la verdad llegó y finalmente comenzamos la etapa a las 9:00 de la mañana en Nueva Zelanda con un ambiente impresionante. Espectadores por doquier nos siguieron hasta la última marca, antes de navegar offshore.

Fue un día increíble y soleado, con vientos de entre 20 y 18 nudos de popa que nos fueron alejando de Auckland.

La flota está apretada y el “MAPFRE” navega en el top three constantemente. El impresionante paisaje nos rodea y entre varias trasluchadas salimos a mar abierto. Poco a poco el viento fue bajando (algo previsto) por la alta presión después de Pam y la flota se comprimió hasta quedar proa a proa con “Brunel”, “Dongfeng” y “Alvimedica”.

Tenemos una larga noche por delante y el poco viento, de poco fiar, va a hacer que sea muy complicado navegar.

Hemos estado muy ocupados, con muchos cambios de velas, y la regata hasta el momento ha estado muy ajustada. El viento, mejor de lo esperado y vamos haciendo un buen progreso hacia cabo Este” comenta el jefe de guardia inglés Rob Greenhalgh.

Un saludo,

Fran Vignale