Navegamos por aguas que ya habíamos surcado con el “MAPFRE”. De camino a Abu Dabi subimos por esta zona terminando en cuarto lugar. Hoy vamos hacia el Sur camino a Sri Lanka, que es nuestro objetivo a corto plazo.

Una navegación recta y el viento amenazando constantemente con roles, poniéndonos en stand-by para trasluchar. La predicción nos dice que la trasluchada será por la tarde noche, pero esperamos el cambio en cualquier momento.

“SCA” navega en nuestra popa, mientras que “Alvimedica” y “Abu Dhabi” lo hacen en nuestra proa. Entre 11 y 13 nudos de velocidad hemos navegado durante el día y sin muchos cambios.

He estado haciendo preguntas sobre Marco Polo a la tripulación, ya que ha sido el primer navegante europeo en explorar este agua. Nos hemos pasado un buen rato informándonos sobre él y sus aventuras.

La velocidad del barco es muy importante y el peso en proa es inevitable, la vecindad ha vuelto al “MAPFRE” junto al poco viento.

Llegada la noche, el viento amagaba con rolar más y más hasta que llegó el momento de la “fiesta de la trasluchada”. La he llamado así ya que el viento no ha parado de rolar en toda la noche y el “MAPFRE” trasluchó unas 25 veces, no dio ni un minuto de descanso. Cuando parecía que se había acomodado, a los 10 minutos rolaba y nos hacía virar en redondo.

Fue una noche agotadora para todos abordo, pero definitivamente una pesadilla para nuestro navegante que no cerró un ojo en ningún momento y sólo estaba pendiente de la dirección del viento y todos los factores que le afectan. Si aprovechamos bien estos cambios se puede salir muy favorecido respecto a la flota.

Amurados a babor navegamos rumbo Sureste y a la vista tenemos a “SCA” en nuestra popa y “Alvimedica” y “Abu Dhabi” en nuestra proa.

Fran.