¡Feliz Día del Trabajador para todos! Hoy es un día en el que se descansa y se celebra, espero que todos lo puedan pasar en familia o haciendo la actividad que más os guste o apasione. Por nuestro lado, aquí estamos: celebrándolo a tope, luchando contra las algas y surfeando las olas y el viento de los Alisios a 20, 22 nuditos.

La “algamanía” no nos deja navegar en paz. Hay tantas, pero tantas algas que se enredan en el timón de sotavento haciendo que lo perdamos por completo. Es una locura ver cómo de repente el timón empieza a fallar y comienza a salir agua por todos lados debido a la turbulencia que se genera. Hay que parar el barco por completo y uno de los “tripus” tienen que estirarse con el recoge cabos y sacar la mayor cantidad de algas posibles del timón. Esta maniobra la estamos haciendo por lo menos dos ó tres veces por hora, con suerte.

Es bastante frustrante ya que nos hace sentir que cada vez que paramos el barco los otros nos sacan más y más millas. Esperemos que todos estén en la misma situación que nosotros, sería muy mala suerte que sólo nosotros estuviésemos pasando por el ataque de las algas.

Las tibias aguas del Caribe nos bañan a una temperatura excelente por lo que si algún valiente todavía quiere salir sin el traje de agua a cubierta, le es posible.

Por la tarde se decidió cambiar del MH0 al FRO. El nivel de escora que intentamos llevar es alto y así poder lograr evadir las algas.

Por la noche nos hemos adentrado en aguas en las que yo ya he navegado y me siento muy feliz de volver a pasar por aquí. Mi primer y única trasatlántica fue de Irlanda a Barbados y cuando pasamos tan cerca muchísimos recuerdos vinieron a la cabeza. La satisfacción de poder estar hoy de nuevo aquí es enorme.

La cabeza de la flota se nos ha escapado un poco, pero el barco sigue a tope y creemos que nosotros hemos sufrido más con las algas que los otros, pero igualmente aquí no se afloja. Los chicos lo están dando todo y navegando a toda velocidad.

#vamosMAPFRE

Fran