Xabi Fernández: “No queremos hacernos ilusiones porque sabemos que 100 millas son muchas, pero sabemos que somos rápidos y hemos estirado con los de detrás, lo que es bueno, así que esperemos a ver si las condiciones nos ayudan a coger a alguno de los de delante”.

Tras abandonar las calmas ecuatoriales hace ya más de 24 horas, la flota de la Volvo Ocean Race continúa su ascenso por el océano Pacífico con rumbo Noroeste y la proa ya apuntando hacia la costa Norte de Filipinas. El MAPFRE, que continúa en la quinta posición de la clasificación de la cuarta etapa, ha logrado ampliar distancias con sus perseguidores y fija ahora su objetivo en tratar de acercarse lo máximo posible al Vestas 11th Hour Racing, situado justo en la proa de los de Xabi Fernández tras verse obligado a realizar una maniobra extra para evitar entrar en la zona de exclusión de un atolón.

Si bien es cierto que el paso por la Micronesia no está siendo nada sencillo, durante esta última noche los vientos Alisios han empujado a la flota con unas condiciones que nada tienen que ver con lo vivido en jornadas anteriores. Con vientos de más de 20 nudos de intensidad, los siete equipos siguen avanzando entre islas y arrecifes y el MAPFRE ha sabido sacar rendimiento para tratar de acortar distancias con el grupo de cabeza. El agua vuelve a barrer la cubierta del barco español y las velocidades ya superan los 17 nudos, lo que les ha permitido recorrer más de 420 millas en las últimas 24 horas.

“Por fin vamos avanzando hacia la línea de llegada, haciendo una media de unos 20 nudos y con viento de popa”, comenzaba explicando Xabi Fernández esta mañana en conexión con los estudios de Volvo Ocean Race. Sabemos que es duro y es difícil volver a tener contacto con los barcos de delante, porque tienen una gran distancia con nosotros, pero por supuesto seguiremos luchando. Esperemos no tener que trasluchar y así poder recortar distancias con los que sí han tenido que hacerlo, y luego jugaremos nuestras opciones”.

Según el parte de las 14:00 horas, el MAPFRE cuenta con una ventaja de unas 30 millas sobre el Team Brunel y más de 40 sobre el Turn The Tide On Plastic, sextos y séptimos respectivamente. Por delante, en la cuarta posición, Vestas 11th Hour Racing es ahora el nuevo objetivo de los de Xabi Fernández, y es que el barco patroneado por Mark Towill se sitúa justo en la proa del MAPFRE a unas 100 millas. En cualquier caso, el patrón vasco sabe que no será nada fácil tal y como confirma: No queremos hacernos ilusiones porque sabemos que 100 millas son muchas, pero sabemos que somos rápidos y hemos estirado con los de detrás, lo que es bueno, así que esperemos a ver si las condiciones nos ayudan a coger a alguno de los de delante”.

En lo más alto de la clasificación y situados todavía más al Oeste que el resto de la flota continúa el Scallywag, que esta mañana ha tenido que realizar una maniobra de rescate para recuperar a uno de sus tripulantes, Alex Gough, tras caerse al agua arrastrado por una ola durante un cambio de velas. Afortunadamente, los de David Witt pudieron rescatarle sano y salvo pocos minutos más tarde. Por detrás, a unas 13 millas, el Akzonobel ocupa la segunda posición y el Dongfeng, que ayer era segundo, se sitúa ahora en el tercer cajón.


CLASIFICACIÓN PROVISIONAL ETAPA 4
MELBOURNE (AUSTRALIA) –  HONG KONG. 6.000 millas
Día 13 – 14:00 hora española – 14 de enero de 2018

 

  1. Team Sun Hung Kai Scallywag (HKG, David Witt), a 2.206,8 millas de la llegada
  2. Team AkzoNobel (NED, Simeon Tienpont), +13 millas
  3. Dongfeng Race Team (CHN, Charles Caudrelier), +27,9 millas
  4. Vestas 11th Hour Racing (USA/DEN, Mark Towill), +49,4 millas
  5. MAPFRE (ESP, Xabi Fernández), +145,9 millas
  6. Turn The Tide on Plastic (Naciones Unidas, Dee Caffari), +174,6 millas
  7. Team Brunel (NED, Bouwe Bekking), +183 millas