Mañana se disputa en Ciudad del Cabo la segunda regata costera de la Volvo Ocean Race en la que se esperan vientos de 30 nudos. Xabi Fernández será el patrón del “MAPFRE”, en ausencia de Iker Martínez que regresará el lunes de España listo para la segunda etapa

Ante una dura costera

Tras la regata de entrenamiento oficial de hoy, todas las miradas están puestas en la regata costera que se disputa mañana sábado en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) a partir de las 13:00 hora española. Será un recorrido Barlovento-Sotavento frente al race village y está previsto que dure en torno a una hora.

Siempre y cuando Iker Martínez no está al mando, su compañero Xabi Fernández coge el relevo, por lo que él será mañana el patrón del “MAPFRE”. Iker se encuentra en España debido a compromisos ineludibles pero estará de vuelta en Ciudad del Cabo el lunes, listo para la segunda etapa que comenzará el miércoles, día 19.

Otra de las novedades en esta costera a bordo del “MAPFRE” será la presencia de las dos últimas incorporaciones: Rob Greenhalgh y Jean-Luc Nélias. El británico aterrizaba esta mañana en Sudáfrica procedente de Londres, mientras Nélias, como indicaba Xabi Fernández en la rueda de prensa de patrones de esta mañana, ya estaba “en el agua entrenando”.

Prioridad: no sufrir daños
“Las costeras en este campo de regatas son siempre una sorpresa, pueden venir muy cargadas de viento; recuerdo que en 2005 tuvimos 40 nudos”, comentaba esta mañana André Fonseca.

La previsión para mañana es de viento fuerte, unos 30 nudos. Fonseca añadía: “A nivel de puntuación no es una regata tan importante pero si hay algún daño en el barco puede perjudicar bastante la etapa, así que vamos a ser conservadores. Queremos hacerlo bien, pero tenemos que tener en la cabeza que cuidar el barco va a ser muy importante”.

Para el “MAPFRE”, que al igual que “Alvimedica” navegará con una persona menos a bordo, lo principal es por tanto “no tener problemas, porque la etapa empieza en cuatro días. Va a ser un día duro en cuanto a viento y lo importante es que no se estropee nada”, señalaba por su parte Xabi Fernández.

Está claro que la prioridad ahora es “hacer una buena segunda etapa, que realmente es dónde cuentan más los puntos. Hay que intentar mantener la cabeza fría pero es difícil, porque en plena acción todo el mundo se ‘calienta’ y lo quiere hacer bien”, continuaba diciendo el brasileño. Xabi también lo reconoce: “La verdad es que siempre decimos que las costeras no cuentan y luego la realidad es que cuando estás ahí fuera empujas en la salida y con cada maniobra“.

En cualquier caso, para el vasco esta costera será “parte de la preparación para la etapa. Lo importante es pensar en la segunda atapa, donde realmente puede cambiar la posición del equipo. No es siempre así, pero esta vez tenemos que dejar el resultado un poco en un segundo plano. Lo primero es no tener ningún problema, que naveguemos juntos y preparar la segunda etapa”, concluía Xabi.

Puntuación
Cabe recordar que en esta edición de la Volvo Ocean Race las regatas costeras tienen su propia clasificación, es decir, hay un trofeo para el vencedor de las regatas costeras, que se entregará al barco que tenga el menor número de puntos una vez completadas las 10 regatas costeras que se disputarán en esta edición. 
Éstas no serán puntuables de cara a la general, pero en caso de haber empate en la clasificación general, serán decisivas ya que serán las que lo rompan.