A partir de las 17:00 hora española comienza la segunda etapa de la Volvo Ocean Race, desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) hasta el emirato de Abu Dabi. Se espera que sean en torno a unos 28 días de navegación en los que habrá todo tipo de condiciones

Listos para partir a Abu Dabi

Iker Martínez, en la rueda de prensa de patrones celebrada hoy en Ciudad del Cabo © María Muiña/MAPFRE

El “MAPFRE” se enfrente a partir de mañana miércoles, día 19, a unas 6.125 nuevas millas de navegación (11.343,5 km). A las 17:00 hora española comenzará la segunda etapa de la Volvo Ocean Race, unos 28-30 días de competición oceánica de Sudáfrica a Emiratos Árabes Unidos.

Con zonas de exclusión, sin peligro de piratas
Al contrario que en la edición anterior, en la que esta segunda etapa tuvo que ser neutralizada realizando una parte del recorrido en un carguero por riesgo de piratería, esta vez no habrá interrupción de la etapa.

No obstante, sí habrá una zona de exclusión en la costa este de África aunque mucho menos restrictiva que lo previsto inicialmente.

“El tema de los piratas es algo que lo vemos cercano -porque cuando te advierten hay que tener cuidado- y muy lejano al mismo tiempo -porque la realidad es que nunca hemos visto un pirata-”, señala el patrón del “MAPFRE”, Iker Martínez. “La organización y especialistas que trabajan en ello dicen que la ruta por la que vamos a pasar es segura, así que, para adelante. En el agua tampoco lo pensamos demasiado”, añade el vasco.

También habrá una puerta de hielo, en el 45º Sur, para evitar que la flota baje demasiado al Sur y se pueda encontrar con zonas de hielo. Otra zona de exclusión, por motivos diplomáticos, estará próxima a la costa de Irán.

Del Atlántico al Índico
Será una etapa larga y en la que, como el propio Xabi Fernández dice, “habrá de todo”. “Es una etapa diferente, con un recorrido muy enrevesado porque es un lugar por el que pocas veces se ha navegado y por el que los partes meteorológicos son poco fiables, pero es igual para todos”, apunta Iker.

Para la primera noche, se esperan vientos duros de proa. La flota se adentrará además en el océano Índico. Luego, un largo camino hacia el Norte para pasar la latitud de Maldivas y la India.

Habrá que volver a pasar por los Doldrums o calmas ecuatoriales –“la parte más complicada” según el navegante Jean Luc Nélias-, cruzar por segunda vez el Ecuador y enfrentarse a un último tramo de etapa en una zona “en la que se ha navegado muy poco y con un viento muy impredecible, por lo que yo creo que al final lo importante es estar con la flota para no llevarse sorpresas y poder pelear con posibilidades”, señala el proa cántabro Ñeti Cuervas-Mons.

“Cuando ya todos pensemos que hemos llegado, todavía quedará mucha regata”, declara Iker Martínez. Hay que entrar hasta Abu Dabi por el estrecho de Ormuz, entre el golfo de Omán y el golfo Pérsico.

La paciencia en este último tramo será clave, como reconoce el jefe de guardia Xabi Fernández: “Al final va a haber una compresión enorme porque no hay viento en la entrada de Abu Dabi. Aunque haya barcos muy adelante seguro que se va a juntar toda la flota, por lo que hay que ir con mucha paciencia”.

“Será una etapa muy, muy larga donde va a haber muchos pasos y creo que lo que todos los equipos vamos a tener en mente es que no hay que despegarse del tren de cabeza”, resume Iker.

La salida de la segunda etapa se retransmitirá en directo en internet a partir de las 16:50 hora española y puede seguirse en la página web oficial del equipo español www.desafiompafre.com y en la de la organización de la regata www.volvooceanrace.com