Ya hemos cruzado el ecuador y las condiciones siguen siendo atípicas para esta zona. Seguimos teniendo viento de 12 a 16 nudos del Este y avanzamos a buen ritmo. Antonio Cuervas-Mons, más conocido como Ñeti, dice que de sus 12 cruces del ecuador éste ha sido el que más viento ha tenido y que en los otros se ha encontrado siempre con clamas donde el agua llegaba a estar tan plana que parecía un espejo.

La mayor calma que hemos tenido fue hace dos noches, tuvimos unos cinco nudos de viento y tan solo duró un par de horas… Fue entonces cuando la flota se comprimió y pudimos tener a la vista a Dongfeng. No lo veíamos practicamente desde el día de la salida. Pablo Arrarte valoró esa noche como buena para el MAPFRE ya que además habían conseguido poner distancia con Vestas, que estaba pisándonos los talones desde hace varios días.

Ayer llegamos a tener a Dongfeng a nuestro través a dos millas de distancia, pero cuando cayó la noche otra de las famosas nubes le favoreció y ahora se encuentra en nuestra proa a cuatro millas. Lo seguimos viendo a lo lejos y la actitud en la tripulación sigue siendo optimista.

Por otro lado, el cruce del ecuador se ha producido a las 10:00 de la mañana, hora UTC, y con él hemos recibido la visita del Rey Neptuno. Ha venido a cobrar las ofrendas de los novatos por su primer cambio de hemisferio por mar y a permitir el paso seguro a aquellos tripulantes que ya le hicieron ofrendas en su día. Los novatos en este caso éramos Támara Echegoyen, Blair Tuke y yo. Támara ha sido la más “espabilada’’ contando con una carta de alabanza hacia el querido Rey, por lo que su ofrenda ha sido mínima cortándose las puntas de sus coletas.

Por otro lado, los desgraciados de Blair y yo no poseíamos ningún documento similar, por lo que nuestras ofrendas han tenido que ser mayores, como vestir unos colgantes hechos con peces voladores capturados en cubierta y raparnos la parte central del pelo, dejando la marca del ecuador en nuestras cabezas.

Personalmente he disfrutado mucho de esta experiencia, aunque cuando llegue a Ciudad del Cabo espero que alguien me recomiende una buena peluquería…

 

Ugo Fonollá

OBR a bordo del MAPFRE