¡Quién lo diría! Quince días después de que seis barcos comenzaran una etapa oceánica, ahora están juntos a menos de diez millas.

Esto parece un casino” decía Jean Luc al ver que la flota está junta y que el viento es lo más invariable que puede haber. Todos en la misma situación y el primero puede ser último y el último, primero.

A barlovento, ”Dongfeng”; a sotavento, “Abu Dhabi” y en el horizonte vemos a “Alvimedica”, que poco a poco se acerca hacia nuestro grupo.

Esto no se puede poner más intrigante. Hoy, después de que llegara el último parte, los barcos estaban alineados como si fuese una salida. Me impresionó muchísimo.

Aquí se respira competencia, el ambiente no está para distracciones y una racha que te saque de los Doldrums define la etapa. Esto se ha puesto picante.

Peleando milla a milla, role a role estuvimos junto a “Abu Dhabi” y “Dongfeng”. Aprovechamos las nubes que trajeron lluvias para ducharnos y refrescarnos ya que está haciendo bastante calor y como no hay viento las temperaturas altas se sienten mucho más.

Estamos en una buena posición para salir de esta transición y esperamos que el viento nos acompañe. El resto está en manos de los ocho regatistas que no paran y que trabajan en equipo 24 horas al día para llevar al “MAPFRE” a lo alto del podio.

#vamosMAPFRE

Fran