La niebla espesa y el poco viento han deslucido hoy en Abu Dabi el comienzo de la etapa. Por delante, 4.670 millas hasta Sanya (China) que el “MAPFRE” espera completar en unos 22 ó 25 días

LA INTENSA NIEBLA, PROTAGONISTA DEL INICIO DE LA TERCERA ETAPA DE LA VOLVO OCEAN RACE

La intensa niebla en el momento de la salida © María Muiña/MAPFRE

Esta mañana la ciudad de Abu Dabi amanecía entre una espesa niebla que hacía presagiar que sería un comienzo de etapa entre brumas. No se veía nada a menos de 50 metros. Ya lo decía en el pantalán Xabi Fernández, patrón del “MAPFRE” en esta tercera etapa de la Volvo Ocean Race, : “La salida va a ser con muy poco viento, y la niebla implica menos viento todavía. Habrá que tener cuidado con la corriente y con el poco viento”, advertía.

El vasco confiaba en que la niebla levantase pero no lo ha hecho totalmente. Hacia prácticamente el final del recorrido entre boyas que la flota ha realizado antes de poner rumbo a mar abierto se disipaba, aunque no del todo. Un recorrido extremadamente lento, con sólo tres nudos de viento siete minutos antes de la salida y durante la mayor parte del tiempo del propio recorrido, en el que el viento no ha subido en ningún momento de los seis nudos, intensidad que se registraba a las 11:00 hora española, hora a la que sonó el pistoletazo de salida en Abu Dabi.

No iban muy desencaminados los tripulantes del “MAPFRE”. André Fonseca, encargado de conducir el barco en la salida, ya anunciaba dos horas antes del inicio de la etapa que, “de momento, la previsión es de muy poco viento, así que toca flotar bastante desde ahora y hasta la salida del canal. Veremos qué pasa, pero va a ser bastante complicada esta salida”, señalaba el brasileño.

El equipo local Abu Dabi Ocean Racing, gran conocedor de estas aguas, ha liderado en todos los pasos por boya, dejando la última baliza del recorrido inicial de la etapa en primer lugar, seguido de Dongfeng Race Team, Team SCA, MAPFRE, Team Brunel y Team Alvimedica.

Próximo punto clave: el estrecho de Ormuz
Por delante, la flota de la Volvo Ocean Race tiene un total de 4.670 millas por delante que es difícil saber con precisión en cuántos días de navegación se traducirán. En palabras de Xabi Fernández, “en realidad es poco predecible, el tener una tormenta o no, te puede acelerar el parte dos días para arriba o para abajo. Es complicado de afirmar, pero creemos que tardaremos entre 22 y 25 días, más o menos”.

Una vez salga de Abu Dabi, la flota se dirigirá hacia el Norte. “En nada que empecemos a movernos hay un poquito de viento, así que podría no ser tan lento como esperábamos”, señalaba el vasco Xabi Fernández.

“Esta noche tendremos durante un rato unos 15 nudos, llegando a la punta de Ormuz, pero en general habrá poco viento”, decía el proa cántabro Ñeti Cuervas-Mons en referencia a las primeras 24 horas de etapa.

El próximo punto clave es el estrecho de Ormuz, al que el “MAPFRE” podría llegar “mañana al amanecer nuestro podríamos estar en la punta. Luego, por lo general, poquito viento saliendo hacia mar abierto”.

El objetivo del “MAPFRE” en esta tercera etapa es conseguir estar en el podio. “Vamos a trabajar duro para lograrlo y pienso que tenemos todas las condiciones”, decía Fonseca. El jefe de guardia estaba con ganas de empezar la etapa: “Con ganas de estar en el agua ya. La verdad es que es curioso cómo la tripulación anhela estar en tierra cuando está en el agua, y volver al agua cuando está en tierra. Somos amates del mar y queremos siempre volver a navegar y competir”.