Hola a todos:

Ya vamos por la tercera noche de etapa y por ahora esto parece más el Mediterráneo que el Atlántico: calorcito y poco viento, una gozada.

Estamos peleando cada milla. Cuando parece que les hemos pasado llega otra calma y todo cambia todo otra vez. Es de locos. Hoy nos ha pasado “Dongfeng” por sotavento con otro viento totalmente diferente: nosotros a seis nudos, ellos a diez a tan solo seis u ocho esloras. Es algo increíble, pero es que el viento está siendo de locos por ahora. Mañana esperamos que llegue el viento del Sur  y a partir de ahí se tendría que estabilizar todo un poco.

Una vez llegue el viento del Sur tendremos que pasar cerca de la zona de exclusión por hielo. Parece difícil de creer, no sé qué tipo de hielo puede haber por aquí porque la temperatura del agua llega casi a 20º C, pero tendría que bajar a menos de 10º C en cuanto salgamos de esta corriente de agua cálida… ¡Con lo a gustito que estamos ahora con los calcetines finos!

Ahora puede pasar de todo, pero una vez tengamos viento del Sur tendremos que pelear duro cada milla ya que es probable que no haya opciones hasta el anticiclón de las Azores, por lo que aunque falte mucho hasta ese momento lo cierto es que  la posición al entrar en el viento Sur ahora puede ser muy importante para el final de la etapa.

El barco está bien y la tripulación también y aunque por ahora esto esté siendo un paseo a nivel de condiciones no bajamos la guardia. El Atlántico Norte es el Atlántico Norte.

Un abrazo desde el “MAPFRE”

Iker