Hola a todos:

Aquí seguimos peleando contra las adversidades. Estamos teniendo unos días duros a bordo, después de perder la cabeza de la regata por un mal posicionamiento, no hemos podido parar de perder millas y lo que creíamos una opción favorable, ha pasado a ser lo opuesto.

Estamos en unas aguas en donde el viento es inestable y caprichoso, y el equipo pelea para sacarle lo máximo al barco en cada momento.

Ahora entra una rachita, algo de presión, con lo que esperamos poder arribar un poco y cerrarle la puerta, o sino que por lo menos podamos estar cerca para poder pelear el final de etapa que tiene pinta de ser bastante complicado, con viento ligero, roles y calmas.

La parte más positiva es que el equipo está funcionando correctamente, todos hacen lo posible por hacer correr el barco y no se habla de otra cosa a bordo más que de lo puramente técnico para poder mejorar, bueno y de que a ninguno le queda ya ninguna camiseta limpia porque hace mucho calor y sudamos mucho durante el día.

Con estas sensaciones, estoy seguro que lo bueno llegará y espero que pronto porque ahora estamos un poco castigados por las pérdidas de la última semana y el equipo se merece una alegría.

Como todo es muy relativo, estamos todos con la ilusión de poder pelearle el cuarto puesto a “Alvimedica”. Bromeábamos hoy que si al final le ganamos y podemos hacer cuartos ¡nos puede saber como una victoria!

Como veis no falta el buen humor a bordo y con que tengamos un poco de suerte con el viento podemos conseguir estar en la mitad de la tabla en Abu Dabi, que hoy es nuestro objetivo, lo cual sería un gran paso desde Sudáfrica.

Un abrazo a todos.

Iker desde el “MAPFRE”