Cruce del Atlántico – Día 9

Esto se gana guardia a guardia” (Antonio Cuervas-Mons).

Como bien dice “Ñeti”, esto es un trabajo de guardia a guardia y se gana paso a paso.

Como hormigas vamos construyendo lo que podría ser una gran victoria para el “MAPFRE” y como bien dice nuestro compañero Íñigo Losada (“Yiyo”) esto se define en el minuto 90, haciendo una comparación con un partido de fútbol.

Bien vimos que en las últimas etapas las llegadas han sido tan justas que prácticamente compartimos con la mayoría de los barcos el recibimiento que Volvo Ocean Race nos tiene preparado en el pabellón. Es mucho más divertido ya que la situación de la regata y las anécdotas están todas bien frescas para compartir con los contrincantes.

El frío empezó y las primeras salpicaduras cayeron sobre mis zapatillas. Inmediatamente me puse las botas, campera y pasamontañas para evitar la horrible sensación de agua helada sobre la piel.

Menos de un día para nuestra llegada ¡y el podio está que arde! Hemos tenido un encuentro cercano con “Dongfeng”, ha sido bonito pero doloroso.

En nuestra popa los franco-chinos navegaron durante unos 20 minutos mientras preparaba el almuerzo, unos potentes fideos con atún, sin dar a torcer el brazo. Nos quisieron pasar por barlovento sin éxito para luego abrir rumbo e intentarlo por sotavento.

Poco a poco se fueron abriendo y ganando lateral y media milla sobre nuestro rumbo. Al hacer estos ataques sobrevolaron un dron que seguramente captó imágenes increíbles. Espero que las puedan disfrutar con su café de la mañana. (Anotación: “Fran tienes que conseguir un dron…YA”).

Con “Alvimedica” a 12 millas, “Abu Dhabi” a 25 y las chicas a 36 millas, el podio está disputándose por los tres de cabeza y en esta competencia de velocidad pura y nada de maniobras se decidirá quién esté en lo alto en el cruce del Atlántico.

Los chicos están motivados, quieren ganar. Este equipo demuestra, en cada momento posible, que aquí se vino a ganar y no a participar.

#vamosMAPFRE!

Francisco Vignale, OBR