A las 22:02 hora española el “MAPFRE” ha cruzado la línea de llegada de la quinta etapa. Esto nos han dicho Iker, Xabi, “Ñeti”, Willy y “Bochecha”

Tras llegar a Brasil

© Francisco Vignale/MAPFRE/Volvo Ocean Race

Iker Martínez, patrón
Muy contento porque, para empezar, yo creo que ésta es la única etapa en la que sólo con llegar ya estás contento. Además el resultado ha estado muy, muy bien. Ha sido la primera etapa en la que nos hemos encontrado vientos muy duros y hemos tenido que pasar por un proceso de aprendizaje. Aquí siempre se aprende a golpes, así que hemos tenido que ir poco a poco hacia adelante y hemos sufrido bastante, supongo que igual que los demás.

Estamos super contentos. Después de ser primeros en Nueva Zelanda, hacer un segundo aquí nos demuestra a todos que, si seguimos trabajando, podemos estar ahí, aunque sin duda tenemos que progresar muchísimo todavía y hay que seguir trabajando. Ahora hay que descansar, reflexionar, aprender de lo que hemos hecho bien y de lo que hemos hecho mal y seguir para adelante.

Encantado con “Bochecha” que llega aquí a casa y puede hacer un segundo. Para MAPFRE es muy importante y sabíamos que para nosotros también era muy importante esta etapa.

Debemos seguir trabajando en la misma línea y ahora a descansar y recuperarse de la etapa.

Xabi Fernández, jefe de guardia
Después de tantas millas hemos llegado los cuatro primeros barcos en media hora; otra vez, una locura. El segundo puesto es excelente para nosotros y muestra que seguimos hacia delante. Estamos muy contentos con el resultado.

Ha sido una etapa como tiene que ser, muy dura, como era lo esperado. Hemos tenido ciertos problemas, tampoco muy graves, porque estamos aquí con el barco de una pieza, pero ha habido mucho trabajo la verdad, mucha reparación pequeña.

Hemos tenido que apretar mucho porque realmente la gente aprieta un montón, muchísimo más que en otras ediciones, los barcos andan igual y cuando pensabas que te ibas a matar veías que el de al lado iba todavía más rápido, así que había que apretar más.

Ha sido difícil porque hemos estado muchas veces en el límite, de frenar o de seguir apretando, de cuidar el barco y creo que al final ha salido todo muy bien. Hemos estado muy cerca de poder pasar al “Abu Dhabi”, pero realmente lo han hecho super bien y han ganado aquí.

Ñeti Cuervas-Mons, proa
La verdad es que ha sido una etapa durísima desde el principio hasta el último minuto. Creíamos que después de Cabo de Hornos iba a ser más relajado pero todo lo contrario, ha sido muy duro. Tengo que felicitar a todos los equipos, porque todos han apretado muchísimo y han hecho que la regata esté muy divertida de ver desde fuera y super dura desde dentro. Estamos cuartos empatados con el tercero, y al salir de Alicante todos habríamos firmado por llegar así a Brasil.

Creo que hemos navegado muy bien en general. Hemos sabido apretar cuando había que apretar, hemos sabido arriesgar cuando había que arriesgar y hemos minimizado las roturas, ya que cuando las ha habido las hemos reparado bastante rápido, lo que creo que en uno de los puntos clave en esta regata y el resultado es que hemos llegado segundos a cinco millas del primero.

Debemos seguir trabajando en la misma línea y ahora a descansar y recuperarse de la etapa.

Willy Altadill, trimmer
En increíble. Esta llegada se puede comparar a la de Auckland. El primer puesto en Auckland y llegar aquí segundos te hace tener esperanzas de cara al final de la regata. Los barcos han estado todos muy igualados y ha sido muy, muy difícil. Es una etapa dura pero enseguida te olvidas de los momentos malos y recuerdas los buenos. Estamos muy contentos.

André Fonseca “Bochecha”, jefe de guardia y único regatista brasileño de la regata
Cruzar cabo de Hornos y llegar ya es una gran victoria. Dicho esto, ha sido una etapa increíble, con disputas increíbles, estuvimos en primera posición y hasta el final tuvimos posibilidades de ganar, pero un segundo puesto es igual de grande. Estamos muy contentos. Los amigos salieron al agua y nos estuvieron acompañando las últimas millas. ¡Gracias a todos!

El océano Sur fue bastante duro, con el mar muy agitado y bastante viento, pero creo que lo más difícil ha sido tener los barcos uno al lado de los otros. Porque cuando tienes un barco al lado del otro nunca descansas, siempre aceleras más y cuando ves un barco que va más rápido, tienes que reaccionar y vas al límite. Ha sido una etapa muy al límite y si las condiciones no fueron las peores, sin duda fue una de las etapas más agotadoras de toda la historia, por la proximidad de los barcos.

Ahora a descansar, estar un poco con la familia y los amigos. Sé que va a ser difícil estar con todos, pero lo intentaré.