El domingo arranca en Sanya una nueva etapa de la Volvo Ocean Race y por fin parece que predominarán los vientos fuertes. Tras quedarse en la llegada a China a 32 minutos y 5 segundos del tercer puesto, el “MAPFRE” busca, más que nunca, un hueco en el podio

Rafa Trujillo: “Espero que estemos peleando por un puesto en el podio. Creo que nos lo merecemos”.

Escáner a la cuarta etapa

© María Muiña / MAPFRE

5.264 millas por delante son las que a partir de este domingo, día ocho, el “MAPFRE” y sus rivales en la Volvo Ocean Race tienen por delante. De China a Nueva Zelanda, cruzando prácticamente el océano Pacífico de Norte a Sur. La tripulación española ha calculado que la duración de esta cuarta etapa estará entre 20 y 24 días, y para ello se ha preparado.

La salida será a las 7:00 en España y 14:00 horas en China, esta vez sin neutralizaciones, como sucedió en 2012, cuando la organización tuvo que retrasar la salida ante la alarma de tifón que había entre la costa Norte de Filipinas y la costa Sur de Taiwán.

Parece que será una navegación más “oceánica” que en la anterior etapa en la que “navegamos bastante tiempo con tierra a la vista, con el estrecho de Ormuz, el de Malaca…”, señala “Ñeti” Cuervas-Mons, proa del “MAPFRE”. “Estamos todos bastante cansados del ‘calmerío’ y de flotar. Los barcos están hechos para ir de popa y través, son las condiciones en las que más se disfruta navegando y todos queremos desquitarnos”, asegura el cántabro.

Casi 10.000 km de etapa

Esta cuarta etapa tendrá cinco partes diferenciadas. La primera será la salida de Sanya y las primeras millas hasta el Norte de Filipinas. “Serán unos cuatro días de ceñida bastante dura, de 25 a 35 nudos”, explica Cuervas-Mons. “Para mí es el tramo más temido, porque tengo el recuerdo de la ceñida que tuvimos en Filipinas hace dos ediciones. Yo nunca había navegado con unas condiciones como esas, con viento de 60 nudos y olas de 14 metros. Es una zona complicada y respetada por todos”.

En el segundo tramo tendrán de nuevo que buscar los vientos Alisios, los del Pacífico Norte, el monzón que se llama. Se espera viento de través de 15 a 20 nudos.

En una tercera parte llegarán al Ecuador, que lo cruzarán por primera vez Rafa Trujillo y Willy Altadill, y donde sufrirán las calmas ecuatoriales.

Los Alisios del Pacífico Sur marcarán el cuarto tramo de la etapa, para a continuación afrontar ya la parte final: la aproximación a Nueva Zelanda, en la que se encontrarán una baja presión que podría traer vientos fuertes.

Al contrario que en la etapa anterior, en la que había una llamada muy clara que era el estrecho de Malaca, en esta ocasión es difícil decir dónde estará la clave. En ello concuerda Rafa Trujillo: “Quedó demostrado. En nuestro caso, salimos de Malaca con tres posiciones perdidas aunque recuperarnos una fuera de él. Con todos los barcos iguales, yo creo que va a ser un ‘toma y daca’ hasta Auckland. Ya nos veo a todos en la llegada jugándonos la etapa y machacándonos unos a otros”, dice entre risas.

Sin presión pero con muchas ganas

Con dos cuartos en las últimas dos etapas, la duda es si la tripulación española comienza a sentir la presión de los resultados.“Ñeti” contesta que no. “Creo que hemos demostrado que ha habido una progresión del equipo y que hemos navegado mucho mejor en esta última que en las dos primeras etapas; y si seguimos trabajando así creo que los resultados tienen que llegar. Ojalá sea un podio en Nueva Zelanda. Está muy complicado, todos mejoran y nosotros seguimos luchando”.

Por su parte, el patrón Xabi Fernández apunta que “en Nueva Zelanda habremos hecho la mitad del recorrido, pero no la mitad de puntos todavía. No tenemos presión porque lleguemos a la mitad de la regata, simplemente hay que hacerlo mejor”.

Mañana, regata costera

Mañana sábado a las 7:00 hora española -14:00 hora local- sonará el pistoletazo de salida de la regata costera de Sanya, cuarta de esta edición de la Volvo Ocean Race.

Como es habitual serán aproximadamente 60 minutos de regata entre boyas con la particularidad de que la salida será con el viento de popa, al igual que sucedió en Ciudad del Cabo.

Esperamos un buen viento de 15 a 20 nudos y espero que un buen día para navegar. No hay que olvidarse de que los puntos están en las etapas y, al ser el día anterior a la salida, lo importante es no tener problemas pero sabiendo también que sobre todo moralmente siempre viene bien hacer un buen puesto”, concluía Xabi Fernández.

MÁS DECLARACIONES

Xabi Fernández, patrón.

La primera ceñida hasta Filipinas será importante y después será una regata más de correcaminos.

Esperamos tener una etapa que sea un poco mejor en cuanto a condiciones y más divertida que las demás. Para la salida se prevé buen viento. En la primera parte de la etapa iremos ciñendo hasta pasar Filipinas. Después ya se espera coger los vientos Alisios que nos lleven en un través hacia el Ecuador y a partir de ahí quedan todas las islas y todos los obstáculos hasta llegar a Auckland. El equipo está ya con muchas ganas y esperando ya la salida.

Es complicado saber dónde están los puntos clave en esta etapa porque, tal y como estamos viendo en las anteriores, está todo tan igualado que es difícil definir lugares en los que se marquen muchas diferencias. Si no hay condiciones meteorológicas que los definan, como puede haber probablemente en la quinta etapa, lo más probable es que vayamos todos muy juntos.

Hasta ahora la meteorología ha sido muy tranquila y creo que por eso nadie ha tenido problemas, lo que es bueno para todos. Pero hay que ser realistas y saber que los problemas volverán a la ‘Volvo’ y lo que hay que hacer es empezar a hacer buenos resultados. Estoy convencido de que encadenando dos etapas buenas estaremos en la pelea.

Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa

La primera parte de la etapa serán unos cuatro días de ceñida y una zona complicada, será difícil decidir entre apretar el barco o ser más conservadores. Habrá un peeling [cambio de vela] del J1 al J2 que va a ser una de las cosas complicadas del inicio de la etapa porque es muy fácil romper una vela en ese momento. O ponerse de popa, que es más seguro pero pierdes una milla o dos; o el que fuerce un poco más el peeling para no perder cancha pero se arriesgue a romper la vela. Tal y como está de apretada hoy en día la regata el perder una milla o dos en un cambio de vela puede significar en Auckland un puesto o dos en la etapa.

Xabi, como patrón

Para mí tiene todo lo necesario para ser un buen patrón. La pasada etapa fue complicada con el estrés a bordo y manejar a la tripulación en esas condiciones es complicado. Lo hizo genial.

La incorporación de Willy

Estoy muy contento con la incorporación de Willy. Siempre he apretado por tener españoles a bordo especialmente los menores de 30 años [la regla exige que haya mínimo dos], que ayuda a que siga la base de la vela oceánica española, y que nos ayudó a Patán y a mí en su día. Estoy contento por Willy y estoy seguro de que va a hacer un buen papel. Tiene muy buenas maneras y experiencia en barcos grandes y está muy motivado. Desde que ha llegado está muy concentrado aprendiendo lo máximo posible de todos los cambios que se han hecho en el barco desde que él estuvo probando con nosotros en Lanzarote.

Rafa Trujillo, trimmer/caña

La etapa anterior, mi estreno, fue activa en cuanto a que los barcos estaba muy juntos y había mucha pelea, aunque las condiciones fueron difíciles por el calor y la falta de viento. Nos falta el viento y a mí me gusta mucho que sople fuerte, como sabéis, y sé que de aquí a Auckland vamos a tener todo el viento del mundo y más. Espero que como equipo estemos peleando por un puesto en el podio, que creo que es lo que nos merecemos.

Willy Altadill, trimmer

Qué espera de la etapa.

¡Espero que ganemos! La verdad es que estoy con muchas ganas.

Su primer cruce del Ecuador

No sé qué me espera, pero ya de entrada Rob [Greenhalgh, jefe de guardia] antes ha venido por detrás y me ha cortado un mechón de pelo [risas], así que espero que el rey Neptuno, si viene, no sea muy malo conmigo.

TRIPULACIÓN DEL “MAPFRE” EN LA COSTERA DE SANYA Y CUARTA ETAPA

Xabi Fernández, patrón

Jean Luc Nélias, navegante

Rob Greenhalgh, jefe de guardia

André Fonseca “Bochecha”, jefe de guardia

Rafa Trujillo, trimmer/caña

Willy Altadill, trimmer

Carlos Hernández, trimmer/proa

Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa

Francisco Vignale, reportero a bordo