Día duro para el “MAPFRE”. ¿Por qué? De los dos últimos partes de posiciones que tuvimos perdimos millas respecto a nuestro grupo en todos ellos. Es verdad que estamos navegando más cerca de la costa y el poquito viento que los otros tienen de más a nosotros no nos favorece en nada.

Es importante que el equipo mantenga la calma ya que nos vemos favorecidos con el parte de meteorología en un día y medio. Mientras tanto hay que navegar lo más rápido posible al sur y esperar la meteorología.

Hoy se notó un poco más tenso que otros días a Iker; normal, a nadie le gusta perder milla tras milla. Es como perder sangre gota a gota. “Es la posición en la que estamos y es la que tenemos que defender hasta nuevo aviso”, comenta el patrón del “MAPFRE”.

No sólo estamos navegando en línea recta, el trimado de las velas es importantísimo y las velas que tengas también. Hace tres días que estamos con el mismo rumbo y sin cambios pero cada guardia que pasa los regatistas tienen que ser los más rápidos ya que el viento no nos está favoreciendo.

Es una tripulación con mucha experiencia y desde a bordo, y viéndolos un poco en la distancia, están tranquilos: no se dan por vencidos y saben que de donde estamos se puede salir.

Hoy bajó un poquito más el viento y algunos de los tripulantes como Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons dedicó su tiempo de descanso a preparar el barco para los días duros que se aproximan en el sur. También se cambió del Fraccional al Código Cero.

Yo no he navegado nunca en esas aguas pero parece que va a ser duro y vamos a tener frío. Hoy ya se decidió suspender los cafés para empezar a ahorrar gas, ya que creemos que con el que tenemos a bordo no vamos a llegar a Ciudad del Cabo. Me parece una decisión acertada ya que en estos momentos un café hace diferencia, pero en el sur, con frío, la hará mucho más una sopa caliente o un chocolate caliente.

Abrazos,

Fran Vignale, OBR