Todo por ganar, nada por perder”. Es la frase que nuestro compañero de equipo Rafa Trujillo nos envió por correo electrónico antes de la salida de Lorient.

En una situación en la cual el “MAPFRE”, luego de tener un comienzo muy difícil en esta regata, ha ido remontando progresivamente y afianzándose como uno de los equipos más sólidos.

Hoy tenemos posibilidades reales de terminar en segundo lugar o terceros en la general. Algo que sin duda es posible y con un buen desempeño en esta etapa y un poquito de suerte que tengamos la moneda puede caer de nuestro lado.

En una salida muy buena y apretada hemos disfrutado una tarde fantástica en el campo de regata junto con los demás competidores en un ambiente eufórico por parte de los aficionados.

Hablando con Jean Luc [Nélias, navegante] una hora antes de la salida lo noto inquieto y sobre todo concentrado en su pantalla. Me comenta: “192 waypoints a los que tengo que estar atento, serán dos días sin pegar ojo”.

El equipo está fuerte, están navegando muy bien. Las maniobras durante el recorrido han salido de maravilla y los cambios de velas fantásticamente.

Como reloj suizo vamos con el routing de la computadora, ni una hora más ni una hora menos.

Anochece muy tarde, más de lo que esperábamos. Eran las 22:00 UTC [medianoche en Francia y España] y todavía había luz en cubierta. Una noche súper corta, ya que amaneció a las 02:40 UTC [4:40 hora española].

La flota está súper junta hasta ahora. Sin diferencias creo que llegaremos al Pit-Stop. Nadie ha tomado decisiones arriesgadas y creo que no hubo lugar para tomarlas.

¡A por el podio!

Vamos MAPFRE!

Francisco Vignale, OBR