A las 19:00 hora española ha comenzado la sexta etapa de la Volvo Ocean Race. Ha sido una salida de Brasil multitudinaria en cuanto a público pero extremadamente lenta en el agua debido al viento muy ligero que ha despedido a la flota

© María Muiña/MAPFRE

 

Ya decía el patrón vasco Xabi Fernández, antes de soltar amarras en Itajaí (Brasil), que la salida de la sexta etapa de la Volvo Ocean Race, esta vez, no sería “muy excitante” en lo que a condiciones de viento se refiere. Las 5.010 millas de etapa han comenzado hoy en Brasil de forma extremadamente lenta: con sólo cuatro nudos (7,4 km/h) de viento del Este en el mismo momento de la salida.

No obstante, una vez más, el público brasileño no ha defraudado. Una multitud se congregaba desde primeras horas de la mañana en el Race Village para despedir a la flota de la Volvo Ocean Race. Al igual que en 2012, la última vez que la regata estuvo aquí, el calor del estado de Santa Catarina se hizo notar, especialmente hacia el “MAPFRE” y hacia André Fonseca, catarinense además de único brasileño de la competición y que forma parte del equipo español.

3, 2, 1… ¡Salida!
Puntual, a las 19:00 horas en España -14:00 horas en Itajaí- comenzó la sexta de las nueve etapas que se disputarán en esta edición de la Volvo Ocean Race. Antes de salir a mar abierto la flota tenía que completar un recorrido entre boyas de cinco tramos pero pasada una hora, los VO65 ni siquiera habían completado el primer tramo. El viento, prácticamente nulo, no se lo permitía.

Ha sido por eso que el Comité de Regata decidía acortar el recorrido inicial a un sólo tramo. Tras la primera baliza, los seis VO65 en liza podrían poner rumbo libre a mar abierto.

“SCA” y “Alvimedica” se destacaron pronto entre la flota, liderando inicialmente las chicas. El “MAPFRE” fue de menos a más, llegando a la baliza en un trabajado segundo lugar después de haber ido poco a poco superando a varios rivales. Sólo uno, “Alvimedica”, estaba a su proa. Los turco-americanos han salido hacia Newport en primer lugar.

Lentos primeros días de etapa
Comienzan así los aproximadamente 20 días de etapa, en los que habrá que tomar muchas decisiones.

Parece que las primeras 48 horas seguirán dominadas por los vientos ligeros. “Esta primera noche, vamos a tener poco viento y seguramente navegaremos con el Código 0. Mañana por la mañana seguramente pongamos el J1 y con ello el barco empezará a ir un poco más rápido. Luego, en unas 24 ó 30 horas, habrá una decisión importante que tomar: si ir más por tierra o por mar”, explicaba el patrón y campeón olímpico, Xabi Fernández antes de subir al “MAPFRE”.

Aunque el océano Sur ya ha quedado atrás, ésta será una etapa igualmente larga y con sus propios retos tal y como decía el cántabro Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons: “Hay que atravesar prácticamente todo el océano Atlántico de Sur a Norte, además de cruzar los Doldrums y vientos Alisios, y llegar a Newport, donde encontraremos una borrasca bastante grande y con mucho frío… Es una etapa que, comparada con la anterior, en teoría debería ser más fácil, pero no deja de ser una etapa de 5.000 millas, de 20 días en el mar y cualquier cosa puede suceder”, recalcaba el proa del “MAPFRE”, que disputa con ésta su tercera vuelta al mundo.

Sea como sea cada etapa puntúa lo mismo, como recordaba él mismo: “Da igual que hablemos la etapa del océano Sur, que sea la etapa del cruce del Atlántico o que sea una etapa de un sólo día, porque todas puntúan lo mismo independientemente de su duración o dificultad”.

Como en las últimas etapas, el objetivo del equipo español es lograr un puesto en el podio, que como estamos viendo en lo que va de Volvo Ocean Race se vende muy caro.

“Hay que intentar demostrar que hemos evolucionado mucho durante la ‘vuelta’. El objetivo es hacer un podio en Newport y demostrar que las regatas se ganan navegando, y no en tierra. Lo dicho, ahora a muerte y a centrarse en la etapa”, concluía Cuervas-Mons.