La entrada en los Doldrums y la zona de convergencia de nubes ha hecho que el “MAPFRE” se decantara por el Noroeste. El equipo español ha recuperado puestos durante la noche y a las 11:00 hora española se mantenía en cuarta posición

El MAPFRE recupera posiciones en las calmas ecuatoriales

© María Muiña / MAPFRE

 

El “MAPFRE” ha comenzado a recuperar puestos en el Índico Sur. Metidos de lleno en los Doldrums, el equipo español apunta al Noroeste y se coloca en cuarta posición. El objetivo ahora es superar la zona de calmas ecuatoriales antes de cruzar el Ecuador y enfrentarse nuevamente a una nueva zona de Doldrums en la que “confiamos que sea como empezar la regata nuevamente y podríamos generar una diferencia durante el cruce del mismo”.

Tras encontrar los vientos Alisios, el “MAPFRE” se ha metido de lleno en los Doldrums, zona de calmas ecuatoriales, por lo que a bordo “Jean Luc ha pasado mucho tiempo durante el día estudiando las nubes y llevándonos por el camino mas rápido” según Vignale. El Índico se ha convertido en un campo de minas en el que hay que evitar las nubes a toda costa ya que “llevamos toda la tarde con chubascos, lluvias. Ahora mismo tenemos dos nubes muy grandes enfrente, son nubes que han ido cargando durante todo el día e irán descargando por la noche” afirmaba Xabi Fernández, para quien la clave ahora está en “intentar posicionarse a sotavento para que te empuje el viento, porque si te pilla justo encima te llueve sin viento y si te pilla a barlovento también. Tenemos que ir posicionándonos lo mejor posible y a ver si tenemos un pequeño empujón”.

Durante esta madrugada el viento “subió a 12 ó 13 nudos y fue necesario un peeling. Estamos navegando a buena velocidad y el barco se siente bien”. En el último parte publicado, el de las 11:00 hora española, el equipo español se mantiene cuarto –posición a la que accedía a las 02:00 horas- y navega a casi 12 nudos de velocidad.

Cambio de estrategia: del Este al Noroeste

En las últimas horas el “MAPFRE” ha cambiado de estrategia y tras optar por el Este para coger los Alisios cuanto antes, la entrada en los Doldrums ha hecho que el equipo español se decidiese por navegar rumbo Noroeste ya que “ayer vimos una convergencia de nubes – agrupación de nubes en una misma línea debido a que dos sistemas de viento las empujan hacia ambos lados- y fue la razón que nos ha hecho cambiar el rumbo de Este a Noroeste” comentaba Vignale.

Con más de 2.000 millas por delante, la flota todavía tendrá que enfrentarse a zonas que, sin duda, pondrán al límite a los regatistas. Tras superar los Doldrums, todavía quedará el paso del Ecuador y a partir de ahí una nueva zona de calmas ecuatoriales que harán que sea “como empezar la regata nuevamente y podríamos generar una diferencia. Ya van quince días de regata y todavía falta mucho por navegar. La etapa cada vez se pone más estratégica, por lo que también es más interesante. ¡Preparaos porque los próximos días van a ser de locos!” apuntaba Vignale.

Hora del baño

La llegada a la zona de calmas ecuatoriales trae consigo chubascos que, aunque la tripulación intenta esquivar, no siempre es posible. Pero todo tiene su parte positiva y “las nubes que hemos pasado por el medio han servido para refrescarnos, bañarnos y disfrutar de la naturaleza que nos rodea. El calor es muy fuerte y una lluvia de esas te devuelven el alma al cuerpo” comentaba el reportero a bordo.