¿Por qué el día después de los 50 nudos? Es como decir el día después del huracán, tornado, tsunami, tifón o alud. Es el día después, ya que cuando el viento bajó pudimos realmente ver el daño que hacen 50 nudos a estos barcos.

Impresionante. Después de tener viento a lo loco unas horas, más tarde estamos flotando sin absolutamente nada. Todos automáticamente comenzaron a reparar los daños en velas y literas. Secado del barco, ropa, sacos de dormir, medias, botas, guantes y ¿por qué no? una rápida ducha con una botella de litro y medio para lavar las zonas privadas.

Durante casi todo el día nos estuvimos preparando para lo que queda de etapa y sentidos por la baja presión que pasamos ayer, una alta nos recibió a la altura del Sur de la provincia de Buenos Aires con vientos constantes y de dirección Nordeste. De través, vamos ganando Norte y el cambio de temperatura ya se hace notar. De las heladas aguas del Sur, a las tibias aguas del mar argentino. La próxima vez que surfee en Argentina y alguno me diga que el agua está fría le voy a poder decir: “Discúlpame, pero el agua esta fría en Malvinas o cabo de Hornos, pero en estas latitudes el agua es un placer”.

Nos quedan unos tres días ocupados hasta arribar a puerto. Se siente en el aire esas ganas de llegar, ganar y cerrar esta etapa que, de lejos, ha sido la más dura hasta el momento.

Durante el cruce de los 50 nudos se fue dando una separación en la flota. Nosotros mantuvimos un modo alto de navegación, dejándonos más al Oeste de la flota; por el medio quedaron “Abu Dhabi” y “Brunel”, dejando a “Alvimedica” al Este de la flota. Al ver el reporte de posiciones por la mañana nos sentimos cómodos en la posición y decidimos continuar por esa ruta hacia el Norte. Aquí, navegando en el nuevo frente y apostando por lo que puede ser una gran opción para lo que queda de la regata.

Hoy es el cumple de mi papá, así que quiero aprovechar para saludarle en mi blog y ¡desearle un muy feliz cumple! Que lo pases de maravilla y si estás en Cariló, mira hacia el mar que estoy pasando, saludándote desde el “MAPFRE” como a unas 200 millas náuticas de costa. ¡Feliz cumple papito!

#vamosMAPFRE

Fran