© Ugo Fonollá/MAPFRE/Volvo Ocean Race

Ayer y la pasada noche tuvimos bastante trajín a bordo, en las mejores condiciones de los Doldrums con chubascos bien formados y tormentas que requieren un constante cambio de velas y maniobras. Durante un momento de la tarde podíamos ver a toda la flota, aparcada en amor y compañía en los vientos ligeros. Necesitamos unos cuantos chubascos de los Doldrums y una tormenta para dividir a la flota durante la noche, en todas las direcciones diferentes posibles. Ahora tenemos contacto visual únicamente con Dongfeng y Turn The Tide On Plastic, mientras que esta mañana también podías ver a Vestas y AkzoNobel.

Después de una noche de ajetreo, las condiciones meteorológicas son mucho más relajadas ahora, con vientos ligeramente más estables y sólo pequeños cumulonimbos que no producen chubascos, permitiéndonos seguir nuestro rumbo con vientos del Este amablemente más estables, y con tiempo para ponernos al día con las horas de descanso. Por lo demás, todo bien a boro del MAPFRE. Nos han visitado algunos delfines y también nos pasó una ballena.

Joan Vila.