El cruce será de un total de 2.800 millas náuticas previsto en 9 días. En nuestro segundo día en alta mar las condiciones han sido bastante buenas, con buen viento, oleaje cruzado y una corriente de 2 nudos a nuestro favor.

La flota esta apretada y, como siempre en los primeros días de regata, estamos todos a la vista. “Abu Dhabi” y “Dongfeng” a nuestra proa en sotavento, “Brunel” y “Alvimedica” en nuestra popa y a barlovento, y “SCA” en nuestra popa. Pocos han sido los cambios de posiciones en comparación con los cambios de velas. Hemos pasado del J1 al Fraccional y se han puesto y sacado rizos entre guardia y guardia.

Hasta el momento la navegación ha sido en línea recta, manteniendo un rumbo de 100º-110º y ganando bastante Este, por lo que la luz solar va cambiando extremadamente rápido y cada vez el horario UTC que llevamos abordo se hace más familiar y cómodo de seguir.

La noche ha caído y la flota hace que nuestro alrededor sea un árbol de navidad con tantas luces rojas y verdes. Son detalles bonitos, como las estrellas, y sobre todo las fugaces que uno puede apreciar si las condiciones lo permiten. Increíblemente no está la niebla del terror que nos despidió ayer de aguas estadounidenses. Con más tranquilidad la navegación nocturna no es tan estresante.

La temperatura del agua sorprendentemente subió de 11 a 19 grados y gracias a ello la temperatura ambiente es muchísimo más agradable. El dolor del frío, por suerte, no está presente y la noche es más llevadera.

Desde el Océano Atlántico un gran saludo a todos los lectores.
Vamos MAPFRE!!!

Fran.