Abu Dabi ha sido una excelente stopover. Todas las comodidades y el disfrute de una ciudad increíble. Algunos pudieron volver a casa y otros se quedaron para disfrutar de los Emiratos Árabes.

El comienzo de la regata ha sido bueno pero sin mucho viento, el hecho de que “Vestas” no esté en esta etapa y que la flota se halla reducido a 6 barcos se siente y se les va a extrañar, ¡espero verlos pronto!

Las primeras horas de navegación fueron muy buenas a bordo. El viento fue aumentando poco a poco y logramos pasar a “SCA”, que estaban frente a nosotros.

La flota navega muy junta y vamos de través rumbo a al estrecho de Ormuz. La tripulación se preparó muy bien para una noche que fue dura en términos estratégicos y en la que equipos como “Brunel” supieron aprovechar los errores de los otros equipos y colocarse entre los tres primeros. Una luna grande nos ilumino durante la noche y estuvimos peleando milla a milla contra “Alvimedica”.

Un buen role de viento le dio a Abu Dhabi un poco mas de liderazgo sobre nosotros, caímos poco a poco hasta quedar detrás de los tres primeros. Entrada la madrugada, avistamos la costa de Omán con sus imponentes montañas y decidimos pegarnos a ellas para aprovechar la aceleración del viento. Trasluchada tras trasluchada nos quedamos cerca de la costa y la tripulación sin apenas descanso, ya que entre cada maniobra sólo hay unos 15 minutos.

Sienta bien estar de nuevo en el juego de pelear barco a barco por la posición y es muy impresionante hacerlo en esta aguas. La tercera etapa ha comenzado y las cartas están echadas.

VAMOS “MAPFRE”!!!!

Fran.