Hola a todos:

Aquí estamos, de vuelta a bordo del “MAPFRE” en la etapa dos, de Ciudad del Cabo hasta Abu Dabi. Es un placer poder compartir este blog con ustedes y espero transportarlos por un ratito, antes de que comience su día, a lo que sucede a bordo.

Primero y más importante: toda la tripulación a bordo quiere felicitar y agradecer al equipo de tierra el haber dejado el barco impecable y en perfectas condiciones para que salgamos en esta nueva etapa. A todos y cada uno de ellos ¡un fuerte abrazo y gracias!

¡Qué gran comienzo! 40 nudos, cero viento, través, ceñida, popa, full main, rizos, J3, J2, J1, MH 0 y todo en menos de una hora desde que comenzó la etapa. Un ambiente increíble y unas condiciones más que perfectas para que esta regata se luzca.

Cuánta tensión hubo en el recorrido costero. Cualquier movimiento en falso era causante de un “broach”. Tuvimos a “Brunel” súper pegado detrás de nosotros hasta que lograron pasarnos después de que se nos trabara la driza del MH 0.

Ya caído el sol y ciñendo hacia el Sur, toda la flota se mantenía junta. Un humor fantástico a bordo hacia que el atardecer fuera casi perfecto, excepto por unas nubes que tapaban el sol.

Los dos nuevos tripulantes, Jean Luc y Rob, se adaptaron perfectamente. Se nota que tienen gran experiencia y actúan con naturalidad a bordo.

Jean Luc tuvo un pequeño corte en su dedo mientras hacia el stacking. Con un poco de agua, una gaza y una tirita pudimos hace que parase de sangrar. No es grave y no hubo necesidad de llamar a los médicos en tierra.

Por otro lado el barco está bien, es rápido aunque estemos ciñendo y lo más importante: hay sonrisas a bordo que indican que además de estar compitiendo lo están pasando bien.

Un abrazo a todo,
Fran desde el “MAPFRE”