La verdad es que la regata está siendo muy divertida y entretenida. Estamos yendo todos los barcos muy juntos, por lo que está siendo como una regata costera: todos peleando a la mínima, haciendo muchas maniobras y muy, muy apretada. Ahora parece que la flota se está separando un poquito entre los de delante y los de detrás, por lo que estamos todos apretando para no quedarnos ninguno atrás.

Justo ayer, pasando cerca de la costa africana, nos encontramos una patrulla española que nos llamó por la emisora. Justo cuando llamaban estaba yo escribiendo un email en el ordenador, por lo que cuando escuché que nos estaban llamando al equipo “MAPFRE” de la Volvo les respondí y nos dieron las felicitaciones y todo su apoyo de parte de la Armada Española, dándonos ánimos para luchar por esta Volvo. También se preocuparon por si nos había pasado algo y si estábamos todos bien, porque habían leído noticias de que yo me había dado un golpe en la mandíbula.

La verdad es que el hecho de que venga gente, la Armada Española, y que vengan con una neumática y te feliciten, aplaudan y griten en medio del mar sacando la bandera española es algo que te llena por dentro y te da un subidón de energía que te ayuda a seguir empujando mucho más por la regata.

Un saludo para toda mi familia, mis amigos y todo el equipo del “MAPFRE”,

Carlos Hernández.
17 octubre 2014 12:00 hora española