Hoy ha amanecido con poquito viento. Llevamos desde anoche con muy poco viento, intentando aprovechar todas las rachas y mirando al cielo a ver si hay alguna nube que nos indique que hay un poquito de viento para movernos.

La verdad es que llevamos dos días que han sido bastante buenos y divertidos para nosotros, ya que estamos peleando ahora mismo por el segundo puesto. Ayer por la noche estuvimos peleando con “Abu Dhabi” y al final conseguimos pasarlos. Cogimos una transición de viento un poquito más al Norte y conseguimos pasarlos muy, muy de cerca, hasta pudimos verlos cuando los pasamos. Ahora mismo estamos manteniendo la posición con respecto a ellos, los estamos viendo.

También estamos viendo a “Brunel”, los tenemos justo delante y estamos intentando pasarlos sea como sea. Vamos a ver si lo logramos lo antes posible para ponernos en cabeza de este pelotón para seguir adelante y coger al “Dongfeng”, que están navegando unas 50 millas por delante nuestra y más al Sur, así que está un poco difícil pero no imposible. Estamos esperando a que se queden en un pozo sin viento ellos también para poder pasarlos.

La vida a bordo ahora mismo está siendo muy tranquila y a la vez un poco complicada por el tema del sol. Muy tranquila porque hay muy poquito viento y se están respetando todas las guardias, ya que vamos navegando siempre con la misma vela, con el código 0. Y es difícil porque hace mucho sol, sudamos mucho y tenemos que beber mucha agua, pero dormir es muy complicado o casi imposible durante el día con el calor que hace, y justo dentro del barco aumenta más. Además, estamos durmiendo en la proa porque tenemos allí todas las cosas por el poquito viento.

Y bueno, vamos escapando y ya cada vez se nota que hace mucho más calor y es difícil aguantar, pero prefiero pasar calor que el frío.