Después de unos días apuntando al SSO con los alisios del SE y vientos del Este a lo largo de la costa de Brasil, finalmente avanzamos hacia Ciudad del Cabo. Después de las calmas ecuatoriales, el routing fue rodear el anticlón de Santa Helena, pero distanciándonos de nuestro destino.

Igualmente, después de un par de días sin ver otros barcos, durante la noche divisamos la luz de DFRT y hoy hemos podido tener contacto visual.

El tiempo sigue siendo caluroso y agradable, y nos da un buen respiro para preparar el barco para la parte de la etapa del Océano Sur, que empieza en pocos días.

Todo bien a bordo del MAPFRE, la moral es alta y estamos deseando llegar rápido a Ciudad del Cabo

Joan Vila.

16 noviembre – 17:30 hora peninsular