El barco se siente rápido, la cubierta moja mucho y el viento sigue constante en sus 20 nudos todo el tiempo. De través, estamos navegando en un ángulo de 85-90 grados. La luz cambia rápidamente, ya que al navegar tanto hacia el Este amanece y oscurece más temprano. Ya he movido la hora del almuerzo y de la cena dos veces para ir acorde al horario solar y no terminar cenando a las dos de la mañana.

El calor se siente muchísimo y la humedad está más fuerte que nunca. El ventilador es imprescindible para dormir y al mínimo movimiento ya caen las gotas de sudor. Estar con el traje en cubierta es un agobio, pero se está mejor fuera que dentro. El achique dentro del barco es constante y tratamos de no tener nada de agua dentro para no tener condensación y peso extra que arrastrar.

Seguimos con nuestro problema de transmisiones, sin poder recibir datos. Hay esperanzas de poder arreglar el FB 500, le echaremos un vistazo cuando el estado del mar calme y el viento deje de soplar a 20 nudos. Prevemos mejores condiciones en dos o tres días.

En cubierta ya se habla de las ganas de llegar a Auckland, las actividades que hay para hacer y los lugares que hay que visitar. No nos olvidamos de la larga lista de trabajos que tenemos al llegar allí después de los días pasados en los que se han generado tantas roturas.

Hoy por primera vez, y después de más de una semana, no vemos a ninguno de los otros barcos en nuestro AIS. Es una sensación rara.

Sabemos que están cerca, pero no sabemos dónde exactamente. Al fin al cabo ésta es una regata oceánica y es impresionante cómo después de tantos días la flota se mantiene con menos de diez millas entre barco y barco.

El ánimo es bueno. Hay ganas de que el viento calme un poco y poder solucionar lo de la antena. En unos pocos días estaremos en los Doldrums y será un momento difícil para el “MAPFRE”. La estrategia es una gran parte de esta regata y hoy nos está faltando una pieza fundamental, que es la meteorología.

Poco a poco nos adentramos en aguas de Micronesia y mirando el mapa nunca me hubiese imaginado navegando en esta parte del planeta Tierra. No hemos visto ninguna isla hasta el momento, pero en los siguientes días ¡tal vez tengamos la oportunidad de ver algo de tierra!

#vamosMAPFRE!

Fran Vignale