Pocas millas separan a la flota después de 72 horas de competición en el Atlántico y entre “Abu Dhabi” y “MAPFRE” hay menos de una milla de separación . El viento continúa aumentando, se miden hasta 19 nudos de intensidad, y la flota navega a cara de perro

Esta parte de la regata es como una carrera de Fórmula Uno

© María Muiña / MAPFRE

La situación en el Atlántico Sur es cada vez más extrema. En la tercera jornada rumbo a Newport (Estados Unidos), las diferencias entre los seis barcos en liza son mínimas, de pocos metros: menos de una milla entre los tres primeros y 6,5 millas separan a toda la flota. El “MAPFRE” se mantiene en el podio -ahora junto a “Abu Dhabi” y “SCA”- y “pelea cada metro como lo estamos peleando, como lo están peleando todos, porque nunca sabes cuándo puede haber un agujero y si pasa, mejor que nos pille siempre delante” afirmaba Xabi Fernández.

Las últimas horas han sido un baile de posiciones y entre parte y parte los VO65 se colocaban a 0,1 o 0,3 millas los unos de los otros y navegando a velocidades muy parejas. “Una vez más está siendo todo súper igualado, vamos todos en un pañuelo. Ahora estamos todos en fila india y todos a la misma distancia de meta” comentaba el patrón del “MAPFRE”, consciente de que ahora ir 0,1 nudos de velocidad más rápido que el resto de la flota da la vida en el Atlántico, donde toca estar preparados para las calmas que, tarde o temprano, aparecerán: “Hay que apretar y seguir los roles lo mejor que se pueda ya que al llegar a las calmas nos encontraremos con el efecto de goma elástica” explicaba Fran Vignale en su reporte diario.

Río de Janeiro y Cabo Frío han quedado atrás y en esta carrera de galgos el papel del caña se convierte en un aspecto fundamental. André Fonseca hacía hoy una comparación muy gráfica: “Esta parte de la regata es como una curva de Fórmula 1 en la que el coche va a tope y el peso del piloto influye mucho”. A bordo del “MAPFRE”, cada millas es oro y la tripulación española pelea con uñas y dientes por sacar un poco más de rendimiento al barco español. “Desde aquí sólo puedo decir que las escotas van a tope y que estamos con el peso a barlovento como nunca hemos estado” escribía hoy Vignale.

A las 12:00 hora española el “MAPFRE” navega a 14,1 nudos de velocidad, exactamente la misma que el “Abu Dhabi” –primero- y “SCA” –segundo a 0,6 millas del líder-. Los españoles pelean a menos de una milla del líder y buscan una oportunidad en el Atlántico Sur. “Sabíamos que iba a ser una etapa durísima porque vamos a ir todos al milímetro. No sé cuándo vamos a tener la oportunidad de empezar a despegarnos los unos de los otros, pero habrá que esperar” apostillaba Xabi.

De través en el Atlántico

Poco a poco la vida a bordo se va complicando y es que como comentaba Vignale en su reporte diario: “Hoy, de través, el agua en cubierta se asomó y la humedad subió muchísimo. El oleaje, muy corto, hace que sea muy incómodo ya que damos varios pantocazos pocos amistosos para la vida a bordo”.

Por delante, todavía quedan más de quince días en los que los rumbos –ceñida y través- pondrán a la tripulación al límite y toca prepararse mentalmente para todo eso, y también para el calor que les espera: “Nuestras mentes se preparan para la última etapa larga de más de quince días y para un calor intenso, húmedo y pegajoso”.


CLASIFICACIÓN PROVISIONAL ETAPA 6
ITAJAÍ (BRASIL) – NEWPORT (EE.UU.)
Parte posiciones de las 12:00 hora española – 22 de abril de 2015

1º Abu Dhabi Ocean Racing, UAE (Ian Walker), a 4.462,5 millas de la llegada

2º Team SCA, SWE (Sam Davies), a 0,6 millas del líder

3º MAPFRE, ESP (Xabi Fernández), a 0,9 millas del líder

4º Dongfeng Racing Team, CHN (Charles Caudrelier), a 1,5 milla del líder

5º Team Alvimedica, USA/TUR (Charlie Enright), a 2,3 millas del líder

6º Team Brunel, NED (Bouwe Bekking), a 6,5 millas del líder

Team Vestas Wind, DEN (Chris Nicholson), DNS