Los problemas de transmisión siguen acuciando al “MAPFRE”, que a pesar de no recibir partes meteorológicos resiste en la tercera plaza. Con la aproximación a las siempre inestables calmas ecuatoriales, el tema se complica aún más y a bordo lo saben: “La estrategia es una gran parte de esta regata y nos está faltando una pieza fundamental, que es la meteorología”.

Acercándose a los Doldrums

© María Muiña/MAPFRE

Poco a poco el “MAPFRE” se adentra en aguas de Micronesia, una región de Oceanía dividida en ocho territorios y que comprende los archipiélagos del Oeste del Pacífico. Transcurridos nueve días de navegación, hoy martes, y por primera vez en lo que va de etapa, el “MAPFRE” no ve a ninguno de los otros barcos en su AIS, Sistema de Identificación Automática de barcos que transmite datos dinámicos como posición, rumbo y velocidad; y estáticos como nombre, eslora o manga. “Es una sensación rara. Sabemos que están cerca, pero no dónde exactamente”, escribía hoy Vignale desde la única cuenta de correo electrónico del barco que puede operar, el Sat-C.

El barco se nota rápido, la cubierta moja mucho y seguimos de través”, describía el argentino que, a pesar de no poder enviar contenidos gráficos ni de audio, continúa realizando su trabajo para que quede archivado en sus discos duros. “La luz cambia rápidamente, ya que al navegar tanto hacia el Este amanece y oscurece más temprano. Ya he movido la hora del almuerzo y de la cena dos veces para ir acorde al horario solar y no terminar cenando a las dos de la mañana”.

Conforme se acerca al Ecuador, parece que los Doldrums están como a 300 millas náuticas, el calor comienza a hacer mella, como confirma Vignale, y los ventiladores funcionan dentro del barco, donde la tripulación evita estar: “El calor se nota muchísimo y la humedad está más fuerte que nunca. El ventilador es imprescindible para dormir y al mínimo movimiento ya caen las gotas de sudor”.

“Estar con el traje en cubierta es un agobio, pero se está mejor fuera que dentro. El achique dentro del barco es constante y tratamos de no tener nada de agua dentro para no tener condensación y peso extra que arrastrar”, ha añadido el reportero del equipo español.

Esperando a poder arreglar los problemas de transmisión

Los de Xabi Fernández continúan sufriendo los problemas de transmisión de datos y voz, aunque sí tienen un teléfono satelital que podrían usar en caso de emergencia.

A este respecto, Fran Vignale, ha desvelado que “hay esperanzas de poder arreglar el FB 500. Le echaremos un vistazo cuando el estado del mar calme y el viento deje de soplar a 20 nudos. Prevemos mejores condiciones en dos o tres días”.

A pesar de este percance desde a bordo declaran que el ánimo es bueno. “Hay ganas de que el viento calme un poco y poder solucionarlo”.

Pronto llegará el momento de enfrentar la zona de calmas ecuatoriales y será un momento difícil para el “MAPFRE”. Como apunta Vignale: “La estrategia es una gran parte de esta regata y hoy nos está faltando una pieza fundamental, que es la meteorología”.

A excepción del “SCA”, que continua más Norte que el resto, la flota vuelve a mostrarse más o menos compacta y la distancia lateral se ha reducido drásticamente. El liderato del “Brunel,” ayer de casi 80 millas, se ha reducido a poco más de 30 millas. “Abu Dhabi” permanece en la segunda plaza y “MAPFRE”, siguiendo su estela, en la tercera. “Alvimedica”, “Dongfeng” y “SCA” son cuarto, quinto y sexto, respectivamente.

CLASIFICACIÓN PROVISIONAL ETAPA 4

SANYA (CHINA) – AUCKLAND (NUEVA ZELANDA)
Parte posiciones de las 11:00 hora española – 17 de febrero de 2015

1º Team Brunel, NED (Bouwe Bekking), a 2.946,5 millas de la llegada
2º Abu Dhabi Ocean Racing, UAE (Ian Walker), a 33,1 millas del líder
3º MAPFRE, ESP (Xabi Fernández), a 49 millas del líder 

4º Team Alvimedica, USA/TUR (Charlie Enright), a 59,1 millas del líder
5º Dongfeng Racing Team, CHN (Charles Caudrelier), a 62,4 millas del líder
6º Team SCA, SWE (Sam Davies), a 101,3 millas del líder
Team Vestas Wind, DEN (Chris Nicholson), DNS