Iker y Xabi han completado esta edición de la Volvo Ocean Race compartiendo el puesto de patrón a prácticamente el 50 %: Iker ha sido el patrón en cinco etapas y Xabi en cuatro. El pasado lunes el “MAPFRE” cruzaba la línea de llegada del último sprint de la vuelta al mundo concluyendo casi 45.000 millas de navegación alrededor del planeta. Pero aún queda un cartucho por quemar. El sábado, con la última costera, es el día.

A POR EL ÚLTIMO CARTUCHO

© María Muiña / MAPFRE

Casi nueve meses de competición y 45.000 millas de navegación después, el equipo español liderado por los campeones olímpicos Iker Martínez y Xabi Fernández finalizaba en Suecia la Volvo Ocean Race, es decir, la vuelta al mundo a vela con escalas. El “MAPFRE” se despedía de la última etapa en el podio y rozando el de la general, que se ha quedado a un sólo punto.

Terceros en Suecia, a un punto del podio
Así ha terminado el “MAPFRE” la Volvo Ocean Race 2014-2015. El podio en la etapa ha sido un hecho pero el final ha estado muy cerca.

A un punto. Son cosas que pasan por no estar preparado al principio. Cuando estábamos amarrando el barco en Ciudad del Cabo sabíamos que íbamos a pagar muy caro ese séptimo puesto. Y así ha sido”, reflexiona Iker Martínez.

“Creo que a partir de ahí hemos navegado mucho mejor y aunque son cuentas que no valen para nada, sabemos que después de la primera etapa hemos navegado bien, como para estar en el podio. Aunque no ha podio ser, espero que sirva para aprender la lección y en la siguiente, si la hay, estemos mejor preparados”.

Desde el primer momento, estando aún en Alicante, Martínez dejaba muy claro que la falta de preparación previa dejaba al equipo en una situación en la que al menos las tres primeras etapas serían de aprendizaje, un aprendizaje en plena competición.

Pero luego, una vez uno está en el ajo, las tornas cambian y lo que se quiere, aún conscientes de que la fase no es la misma de otros equipos, es ganar. “El resultado nos habría gustado que fuera mejor. Somos todos muy exigentes y queremos mucho de nosotros mismos, por lo que en ese sentido siempre vamos a tener esa sensación de que quieres más. Siempre te ocurre cuando no has sido el ganador”, afirma Iker.

Éramos conscientes de nuestras limitaciones, en tiempo especialmente, antes de empezar la regata; pero aún así siempre hemos creído en nuestras posibilidades, como cualquier buen deportista yo creo. En ese aspecto estamos todos muy contentos por haber conseguido llegar hasta aquí”.

Una vuelta diferente
Sea cual sea el resultado final, los españoles han demostrado ser un equipo no sólo luchador sino también ganador, que sin apenas tiempo de preparación ha conseguido terminar la regata confirmándose como una de las tripulaciones a tener siempre en cuenta.

Ha sido una vuelta al mundo diferente, con un cambio de regla, con barcos One-Design, empezando realmente tarde y sin haber tenido tiempo para entrenar… Una cosa totalmente diferente en la que hemos tenido que aprender y hemos tenido que amoldarnos”, reconoce Iker Martínez.

Es algo a lo que no estábamos acostumbrados y, como el resto de equipos, hemos tenido que amoldarnos e ir aprendiendo cada día del barco, del grupo, de navegar un barco con poca gente y aprendiendo cada día a sacar las situaciones hacia delante”.

El último cartucho
A pesar de que para cinco barcos la regata ya está definida, aún queda una regata costera por disputar, la que se celebrará este sábado, a partir de las 13:00 horas, en Gotemburgo y que decidirá quién se lleva la cuarta plaza de la general, si “Alvimedica” o “MAPFRE”.

Ambos han ganado dos regatas costeras en esta edición y ambos han terminado las etapas oceánicas empatados con 34 puntos, por lo que general de las regatas costeras será la que decida hacia que lado se decanta la balanza..

Tal como están las cosas ahora, el “MAPFRE” necesitaría terminar tres puestos por delante de “Alvimedica”, o dicho de otro modo, tendría que finalizar la regata con dos barcos entre ellos.

Como decía Iker nada más terminar la última etapa, “el futuro es el sábado que viene, donde nos jugamos un puesto. Hay que seguir concentrados, hay que tener la mente en eso y hay que seguir para adelante”.

Pase lo que pase el sábado, Xabi Fernández tiene claro con qué se queda: “Haber navegado sin ningún problema grave, que el barco haya llegado al final de una pieza y la tripulación también… Somos un buen grupo de gente que hemos ido mejorando un montón durante toda la regata, y con eso me quedo”.