Entre nosotros y Newport hay una alta presión que la flota entera debe cruzar. Desde que hemos cogido el nuevo viento no hemos parado de ganar millas sobre los líderes y las sensaciones son muy buenas a bordo. “Stay focus, stay fast” -o lo que es lo mismo, “tenemos que estar concentrados, tenemos que navegar rápido”- fueron las palabras del inglés Rob Greenhalgh después del reporte de posiciones.

Navegación recta y con un viento que nos rola a la popa. De una ceñida oceánica hemos pasado a tener un ángulo de viento de 125º y del fraccional pasamos al J1 y progresivamente al MH0.

Hemos tenido un oleaje interesante en el día ayer, no apto para personas que se marean. Por suerte, al haber estado ya tantos días en el mar no me ha afectado.

Ya estamos subiendo la costa norteamericana. Los días se acortan y las noches se alargan rápidamente. La temperatura, recién entrada la noche, se ha hecho sentir y echamos de menos las oscuras pero cálidas noches caribeñas. Después de haber navegado por el Pacífico Sur no queremos más frío. No es necesario cuando uno tiene las hermosas latitudes caribeñas para navegar. En serio, hay que plantear lo de la “Volvo Caribbean Race”.

El ánimo está a tope y con esas ganitas de que llegue el día de definir esta etapa. Es como cuando de niño haces un castillo de arena con paciencia y cuidado para que quede perfecto y sólo esperabas el momento de poner la bandera en la torre más alta para luego jugar con él.

Ya tenemos a “Brunel” en el AIS, uno de los tres barcos punteros. El equipo se ha puesto muy contento y poco a poco estamos recuperando lo perdido

“Stay focus, stay fast ‘MAFPRE”

#vamosMAPFRE

Fran